Ask An Expert / Ansiedad

Mi hijo no quiere salir hasta que haya una vacuna. Tiene terror de enfermarse o de enfermarnos a nosotros. ¿Qué debo hacer?

Cómo manejar situaciones de ansiedad durante la reapertura en época de COVID-19.

Rachel Busman, PsyD
Rachel Busman, PsyD, ABPP

Senior Director, Anxiety Disorders Center; Director, Selective Mutism Service

Child Mind Institute

Mi hijo no quiere salir hasta que haya una vacuna. Tiene terror de enfermarse o de enfermarnos a nosotros. ¿Qué debo hacer? Siempre ha sido ansioso, pero eso es otro nivel por completo. ¿Qué debo hacer?

Para los niños con tendencias a la ansiedad, el estrés o la incertidumbre pueden provocar que se dispare.

Una opción sería ponerse de acuerdo en no salir a ninguna parte hasta que haya una vacuna, pero esto no sería realista, pues no sabemos hasta cuándo habrá una. O usted puede sentirse tentado a posponer el tema. “Bueno, no tenemos a qué salir por el momento, así que pospondremos esta preocupación para el futuro”. Pero sin darnos cuenta, estas dos respuestas pueden provocar más ansiedad en su niño.

Usted también podría sentirse tentado a hacerlo sentir mejor diciéndole algo como: “Vas a estar bien, no tienes porqué preocuparte”. Hacer a su hijo sentirse seguro es importante, pero insistir demasiado en el tema puede hacerlo sentir que usted subestima su capacidad para hacer frente a la situación.

Lea más artículos sobre la crisis del coronavirus aquí.

Cuando el niño está expresando esta clase de preocupaciones, lo que queremos es validar su preocupación. Usted querrá decir algo como: “Yo sé que realmente tú no quieres salir hasta que haya una vacuna, y entiendo que te preocupe enfermarte o que nosotros nos enfermemos”.

Entonces querrá decirle que usted ha evaluado los riesgos y que ya ha pensado en cuales son los pasos que hay que dar. Podría decir: “Aunque no estoy cien por ciento seguro de qué puede pasar, lo que estamos haciendo es para mantenernos a salvo, por eso usamos guantes y cubrebocas. También es por esto que nos lavamos las manos cuando vamos a comprar despensa”, y cosas por el estilo.

Usted le está informando a su hijo que ha estudiado las reglas en su zona para salir, y ha tomado una decisión para cuidar a la familia. Los niños reaccionan muy bien cuando entienden qué pasos estamos dando como adultos y cuáles son los que pueden dar ellos.

Estos son realmente buenos momentos para empujar un poco a su hijo para que lo que llamamos exposiciones, que son solo formas de practicar cómo ser valientes ante situaciones difíciles, empezando con solo pequeños pasos. Usted puede decirle a su hijo: “Cuando vaya a recoger el correo, quiero que vayas conmigo”. Usted empieza con un ejercicio de sesenta segundos al ir a su buzón y, aunque parezca algo tonto, esto realmente le va a ayudar a su hijo. Después de unos días, usted querrá aumentar el reto a, digamos, cinco minutos en el exterior. Dar pequeños pasos le va a ayudar a su hijo a tener la confianza que necesita cuando salgan como familia, con precauciones, claro está.

Suscríbase al boletín semanal.