Trastorno de conducta: Factores de riesgo

Los niños que tienen un padre (biológico o adoptivo) o un hermano con un trastorno de conducta son más propensos a desarrollar el trastorno. Los niños cuyos padres biológicos tienen TDAH, trastorno por abuso de alcohol, depresión, trastorno bipolar o esquizofrenia también corren riesgo. Los niños que sufrieron abuso, rechazo o negligencia de los padres, y una crianza severa o inconsistente tienen un mayor riesgo, al igual que aquellos niños que están expuestos a la violencia en el vecindario, al rechazo de parte de sus compañeros y a la delincuencia entre pares.