Trastorno de conducta: Tratamiento

El trastorno de conducta es difícil de superar, pero no es imposible. En situaciones en las que se puede formar una red de apoyo eficaz de figuras parentales, maestros y compañeros, el trastorno es manejable.

Psicoterapia: El tratamiento del trastorno de conducta se complica por las actitudes negativas implicadas en el trastorno. Por lo tanto, la psicoterapia y la terapia conductual a menudo se llevan a cabo durante largos períodos de tiempo, y se involucra a toda la familia y la red de apoyo del niño. Cuanto antes se diagnostique la condición, más exitosa será la terapia. Mientras el niño aprende una mejor manera de interactuar con el mundo en general, la familia aprende las mejores formas de comunicarse con él.

En los niños más pequeños, el tratamiento para el trastorno de conducta puede parecerse al tratamiento para el control del trastorno negativista desafiante (un terapeuta puede enseñar a los padres cómo fomentar los comportamientos deseados a través de una capacitación en el manejo del comportamiento para padres). En los adolescentes, la terapia puede enfocarse no solo en la vida en el hogar sino también en las interacciones con figuras de autoridad en la escuela, así como en garantizar que las relaciones con los compañeros sean beneficiosas y no perjudiciales.

Dado que el trastorno de conducta se diagnostica a menudo (pero no siempre) junto con una serie de otras condiciones que pueden tratarse farmacológicamente, los medicamentos pueden formar parte de los planes de tratamiento para el trastorno.

Relacionado:

Lo que los padres deben saber sobre Risperdal

Cómo elegir un programa de entrenamiento para padres

Contener la agresión de Casey