Trastorno del sueño-vigilia: Tratamiento

El tratamiento puede incluir psicoterapia, medicamentos o ambos. Una combinación de técnicas psicoterapéuticas puede resultar más eficaz. La terapia de conversación puede hacer que un niño entienda por qué puede estar teniendo dificultades para dormir, y la terapia cognitiva conductual puede ayudar a ajustar ciertos hábitos, como rechinar los dientes, asociados con los trastornos del sueño-vigilia.

También existe una variedad de opciones farmacológicas para ayudar a tratar la amplia gama de condiciones que se encuentran dentro de los trastornos del sueño-vigilia.

Relacionado:

Cómo fomentar buenos hábitos de sueño

Cómo elegir un método de entrenamiento del sueño que funcione para su familia

Cómo ayudar a los adolescentes a dormir más