Trastorno por abuso de sustancias: A qué estar atento

Un joven que se intoxica con frecuencia, consume sustancias antes o durante la escuela, vende drogas o esconde alcohol o drogas en su habitación está mostrando señales de un trastorno de abuso de sustancias. Pero como muchos adolescentes ocultan eficazmente a sus padres su consumo de drogas o alcohol, es posible que primero se noten otras conductas derivadas del abuso de sustancias. Estos pueden incluir: faltar a la escuela con frecuencia, tener un bajo desempeño académico, cambiar de amigos y abandonar actividades o intereses anteriores. Otras señales incluyen comportamientos peligrosos como involucrarse en peleas o conducir cuando se está en estado de ebriedad. No es necesario ser adicto para tener un problema de sustancias.

Los padres de jóvenes con trastornos psiquiátricos deben saber que sus hijos son particularmente vulnerables a los problemas de sustancias. Incluso la experimentación normal de los adolescentes puede resultar arriesgada para alguien con un trastorno de ansiedad o del estado de ánimo. El consumo de alcohol o drogas, incluso cuando es limitado, puede empeorar los síntomas de los ataques de pánico, desencadenar un episodio maníaco o depresivo e inducir psicosis. Es importante saber que el uso de sustancias también interferirá con la eficacia de los medicamentos prescritos.

Relacionado:

Cómo hablar con su adolescente sobre el uso de sustancias

Hablar con su adolescente sobre las borracheras