¿Cuándo se debe evaluar a un niño?

Algunas señales de dislexia son evidentes en niños en edad preescolar. Las evaluaciones preescolares pueden centrarse en la conciencia fonológica y la generación de palabras. Sin embargo, el Dr. Cruger recomienda esperar hasta que los niños tengan alrededor de seis años para realizar una evaluación, cuando hayan recibido instrucción formal de lectura. Si en ese momento el niño todavía tiene dificultades para reconocer rimas, grupos de letras comunes o palabras simples, debe ser evaluado.

Es típico que se les diga a los padres, cuando los niños tienen dificultades en el primer o segundo grado, que no es necesaria ninguna intervención hasta el tercer grado, cuando se espera que los niños sean lectores con fluidez. Pero la Dra. Shaywitz señala una investigación que muestra que para los niños disléxicos, la brecha entre la inteligencia y la capacidad de lectura ya está clara en el primer grado, y cuanto antes reciban ayuda, más fácil será para ellos cerrar la brecha.

La Dra. Shaywitz argumenta que un diagnóstico que identifique las fortalezas y las debilidades del niño puede ser un gran impulso para su autoimagen, ya que en primer grado, los niños ya se están comparando con sus compañeros y les preocupa que haya algo mal con ellos. Un diagnóstico también abre la puerta a la ayuda y las adaptaciones que pueden marcar una gran diferencia.