¿Puede un niño que no es hiperactivo o impulsivo de cualquier manera tener TDAH?

Sí. Los niños que tienen problemas para concentrarse pero no son inusualmente inquietos o impulsivos tienen una forma de TDAH más inatento. Ellos tienden a ser diagnosticados más tarde porque tienen menos tendencia a presentar comportamiento disruptivo o problemático que llame la atención de los maestros y los padres. Sin embargo, los niños que tienen síntomas de inatención pueden comenzar a tener dificultades a mitad de la escuela elemental, cuando se vuelve mucho más difícil para ellos seguir el paso.