¿Puede un niño que no es hiperactivo tener TDAH?

Sí. Los niños que tienen problemas para concentrarse pero no son inusualmente inquietos o impulsivos tienen una forma de TDAH de tipo más inatento. Ellos tienden a ser diagnosticados más tarde porque tienen menos tendencia a presentar comportamientos disruptivos o problemáticos que llamen la atención de los maestros y los padres. Sin embargo, los niños que tienen síntomas de inatención pueden comenzar a tener dificultades a mediados de la primaria, cuando las clases se vuelven más difíciles para mantenerse al corriente.