Trastorno obsesivo-compulsivo

Los niños con trastorno obsesivo-compulsivo o TOC (OCD, por sus siglas en inglés) tienen pensamientos intrusivos y preocupaciones que los hacen sentir extremadamente ansiosos, y desarrollan rituales que se sienten obligados a realizar para mantener a raya esas ansiedades. El TOC se puede diagnosticar cuando un niño tiene obsesiones, compulsiones o ambas.  

  • Las obsesiones son pensamientos, imágenes o impulsos no deseados e intrusivos. Las obsesiones hacen que los niños se sientan molestos y ansiosos.
  • Las compulsiones son acciones o rituales que los niños deben realizar para deshacerse de su ansiedad.