Lo lamentamos. Esta página no tiene version en español. Vaya la página de inicio.

Mi hija con TDAH no puede mantener sus amistades. ¿Qué podemos hacer?

Respuesta de Mary Rooney, PhD

Q Mi hija de 10 años tiene TDAH y el trastorno oposicional desafiante, y hemos hecho un gran esfuerzo por controlarlos en casa. Su verdadero problema es con otros niños, sobre todo con las niñas. No logra mantener sus amistades. En absoluto. Y esto está empezando a tener un efecto real en su sentido de la autoestima. ¿Qué podemos hacer? Tengo una sensación de urgencia con esto, ya que sé que estadísticamente ella está en mayor riesgo de abuso de sustancias, autolesiones e intentos de suicidio.

En primer lugar, tiene razón al preocuparse por las amistades, la autoestima y la imagen corporal a esta edad, porque ahora es el momento en que muchos de estos problemas empiezan a surgir, y pueden aumentar a medida que los niños entran en la escuela media y luego la preparatoria (middle y high school). Y tiene razón en cuanto al mayor riesgo de abuso de sustancias y comportamientos de riesgo relacionados. Hay investigaciones que demuestran que los deportes organizados pueden ayudar a prevenir el abuso de sustancias y también a fomentar la autoestima, la confianza y las relaciones con los compañeros. Sé que no a todos los niños se les da bien el deporte o no les gusta, así que cualquier actividad extracurricular estructurada que le permita relacionarse con sus compañeros y lograr un éxito razonable (donde ella pueda sentirse segura de sí misma y disfrutarlo) es un factor de protección. Dicho esto, los deportes pueden ser estupendos para su hija porque la actividad física puede ayudar con la atención y la concentración. También añadiría a la lista el teatro, el coro y los clubes de ciencias, es decir, cualquier cosa que requiera tiempo. Una vez que los niños entren a la escuela media y a la preparatoria, las primeras dos horas después de la escuela son el momento de mayor riesgo para los comportamientos peligrosos como el abuso de sustancias, porque es en ese momento cuando los niños suelen estar sin supervisión. Si empieza ahora a desarrollar buenos hábitos y habilidades dentro de una actividad extraescolar, su hija estará preparada para afrontar los riesgos de la adolescencia. Para animarla a seguir y tener una participación duradera en la actividad que ella elija, yo utilizaría recompensas para incentivar su asistencia y su buen comportamiento, el cual debe estar claramente definido (algo tan sencillo como presentarse a otros niños, etc.).

Por supuesto, usted ha descrito que su hija tiene problemas con otras niñas de su edad. Puede ser útil que usted identifique a algunas niñas del grupo con los que su hija podría llevarse mejor, y que tenga citas de juego más allá de la actividad en cuestión. Deben ser cortas y estructuradas (como una película), para minimizar el tiempo en el que se puedan producir problemas. También le sugeriría el libro A Smart Girl’s Guide to Friendship Troubles. Es muy importante darle un poco de autonomía en cuanto a la forma en que se comporta y se relaciona con otras personas. Me gusta este libro porque, además de su mensaje y sus consejos prácticos, incluye hojas de trabajo y escenarios que su hija puede utilizar para practicar las interacciones del mundo real.

[cjtoolbox Name=”signup-inline-es”]