Trastorno de síntomas somáticos: Diagnóstico

Para que el trastorno de síntomas somáticos sea diagnosticado, un niño debe mostrar una preocupación grave por tener una enfermedad física. Debe interpretar los síntomas físicos, dolores de cabeza o de estómago, como señales de que hay algo mucho más grave, y deben estar tan ansiosos y distraídos que sus preocupaciones interfieren con la escuela, la vida familiar y el desarrollo social. Antes de concluir que se trata de un trastorno, el médico hará un examen físico y análisis de laboratorio apropiado para asegurarse de que el niño no está realmente enfermo.