Trastornos de tics: ¿Qué son?

Este trastorno se caracteriza por tics, que son movimientos motores o vocalizaciones repentinos, rápidos y recurrentes. Si un niño tiene tics motores y vocales, se le diagnostica el trastorno de Tourette, si solo tiene tics motores o tics vocales, pero no ambos, se le diagnostica un trastorno de tics vocales o motores persistente. Los tics transitorios son comunes en el transcurso del desarrollo. Es su persistencia lo que genera preocupación. Para cumplir con los criterios de un trastorno crónico de tics, los tics deben persistir de una forma u otra durante más de un año. El inicio debe ser antes de los 18 años de edad.