Anorexia: A qué estar atento

Los signos de conducta que indican que un niño puede ser anoréxico incluyen el rechazo de una cantidad saludable de alimentos, una dieta dramática, el ejercicio compulsivo y una sobrevaloración flagrante de la forma y del peso como elementos de su identidad. Los síntomas visibles de que se están privando de comer (en estado de inanición) incluyen: pérdida extrema de peso, delgadez anormal, uñas quebradizas, pérdida de cabello, estreñimiento, menstruación irregular e hinchazón. No obstante, en los niños y adolescentes en crecimiento es muy difícil determinar lo que constituye un peso normal. Un ritmo irregular de crecimiento y aumento de peso normales que podrían ser percibidos como “desarrollo tardío” puede ser un signo de anorexia. Sin embargo, los expertos están de acuerdo en que la característica que define la anorexia es la distorsión de la imagen corporal: lo que la niña ve en el espejo como una persona inaceptablemente gorda es, para cualquier otra persona, inquietantemente delgada.

Relacionado:

¿Qué es un trastornos alimentario y cuándo preocuparse?