Anorexia: ¿Qué es?

La anorexia nerviosa es un trastorno alimentario caracterizado por una pérdida severa de peso, un peso corporal significativamente bajo, un miedo intenso a engordar y una imagen corporal distorsionada que impulsa a una persona, por lo general una mujer joven, la cual bajo otras circunstancias tiene un alto funcionamiento, a forzarse a pasar hambre. Los anoréxicos se mantienen por debajo del peso normal mediante una alimentación escasa y poco frecuente, así como con purgas (la evacuación de alimentos mediante el vómito inducido, el uso de laxantes, etc.) y la realización de ejercicios intensos, a menudo sin reconocer que sus acciones no son sanas o que sus percepciones del cuerpo no son normales.

La anorexia suele manifestarse durante la adolescencia y se diagnostica predominantemente en las mujeres, aunque uno de cada 10 jóvenes diagnosticados son hombres, y la prevalencia real podría ser mayor, ya que los síntomas de inanición en los hombres jóvenes son menos evidentes que en las mujeres jóvenes. Los adolescentes y adultos jóvenes con anorexia suelen ser personas de alto rendimiento y perfeccionistas, que tienen éxito en la escuela y son populares entre sus compañeros, lo cual dificulta la percepción por parte de los padres y otros adultos para ver cuán problemáticos son. Pero la anorexia es una enfermedad extremadamente grave, se trata de un trastorno psiquiátrico que pone en peligro la vida y que, de no ser tratada, conduce a problemas médicos fatales y a un alto índice de suicidios. Cuanto antes se trate, mejores serán las probabilidades de que el paciente se recupere y de que evite recaídas futuras.