Falta de atención e inquietud

Cuando un niño se retuerce en su asiento y no presta atención, tendemos a pensar en el TDAH, pero la ansiedad en la clase también podría ser la causa. Cuando los niños están ansiosos en el aula, pueden tener dificultades para concentrarse en la lección e ignorar los pensamientos preocupantes que se les ocurren.

“Algunos niños pueden parecer realmente ‘despiertos’ en un momento dado, pero luego pueden alejarse repentinamente, dependiendo de lo que les cause ansiedad”, dice el Dr. Ken Schuster. “Eso parece como falta de atención, y es, pero se desencadena por la ansiedad”.