Resumen

El trastorno depresivo mayor es un episodio de depresión severo que tiende a durar entre siete y nueve meses. Un niño con depresión mayor experimenta sentimientos de tristeza y desesperanza persistentes e intensos que impactan significativamente su vida diaria y capacidad para funcionar.

Síntomas

  • Tristeza inusual, persistente incluso cuando las circunstancias cambian
  • Interés reducido en actividades que disfrutaba antes; sentimientos de anticipación reducidos
  • Cambios involuntarios en el peso
  • Cambios en los hábitos de sueño
  • Aletargamiento
  • Autoevaluación severa (“Soy fea. No soy buena. Nunca tendré amigos.”)
  • Pensamientos y/o intentos suicidas

Tratamiento

La depresión mayor algunas veces es tratable sólo con psicoterapia, pero los expertos concuerdan que una combinación de terapia y medicamentos es usualmente el mejor enfoque.

La depresión en niños y adolescentes es comúnmente tratada con terapia interpersonal (IPT, por sus siglas en inglés) activación del comportamiento y terapia cognitiva del comportamiento (CBT, por sus siglas en inglés).

Los medicamentos que combaten la depresión están diseñados para aumentar el suministro de ciertos neurotransmisores cuya ausencia está ligada a la depresión. Estos medicamentos incluyen inhibidores selectivos de recaptación de serotonina (SSRIs), los cuales son seguros si se manejan de manera apropiada. La FDA (La Administración Federal de Medicamentos y Alimentos)  ha determinado que todos los antidepresivos llevan consigo el riesgo de estimular los pensamientos suicidas, y todos tienen etiquetas que lo aclaran. Pero el fenómeno es raro y ha sido relacionado sólo a la ideación del suicidio, no a intentos de suicidio reales.

  • Was this article helpful?
  • Yes   No