Ask An Expert / Mutismo selectivo

Mi hijo con mutismo selectivo no quiere hablarle a su hermana. ¿Qué debemos hacer?

Sentimos que lo está haciendo a propósito.

¿Qué puedo hacer con mi hijo, que fue diagnosticado con mutismo selectivo y ahora eligió quedarse mudo con miembros de la familia para recibir atención negativa? Siempre ha hablado con su hermana, pero no con adultos fuera de casa, pero ahora no habla con ella y no es a causa de su mutismo selectivo. No quiere hablar con ella aunque le dijimos que este tipo de comportamiento es inaceptable y sabemos que él se siente cómodo con ella. Le dijimos que se tendría que ir a dormir si lo seguía haciendo en vez de disculparse con ella. Así que lo mandamos a dormir y hoy sigue sin hablar con ella. Siento que lo está haciendo a propósito. Ayúdenme por favor.

Que un hijo con mutismo selectivo deje de hablarle a alguien a quien él consideraba “confiable” es algo muy frustrante, y es tentador interpretar este tipo de comportamiento como una “elección” de no hablar. Pero, al tratar su silencio como un acto de rebeldía, usted podría estar dañando la relación con su hijo, y su progreso. Esta es la razón por la cual tanto los profesionales como los padres se han esforzado para cambiar el término oficial de la diagnosis de mutismo “electivo” a mutismo “selectivo”.
Hay muchas razones por las cuales una persona, un lugar o una situación se pueden “contaminar” para un niño con MS, resultando en una incapacidad del niño para hablar. No siempre es obvio el porqué o el cómo, y hasta puede pasar con un familiar cercano como un hermano o un padre. Solo porque parece no estar ansioso al estar mudo no significa que no se sienta ansioso; algunos niños con MS no exhiben tanto las señales de ansiedad físicas como los niños típicos.

Además, solamente porque un comportamiento recibe “atención negativa” no significa que el niño está comportándose así para recibir dicha atención negativa. Y si un niño que, en general, no es oposicional decide aguantar el castigo de irse a dormir temprano y todavía no habla, hay una probabilidad bastante alta que no está actuando así por ser oposicional o rebelde. Sé que es difícil escuchar esto, pero si un niño, al punto de ser castigado, todavía no habla, lo más probable es que esto sea un efecto de su MS y no del comportamiento que usted describió.

Castigarlo por no hablar probablemente no lo está ayudando; los niños con MS responden mucho mejor a la reafirmación positiva al hacer algo que llamamos “hablar con valentía”, y la terapia conductual, que gradualmente eliminará la ansiedad que impulsa el MS, es la mejor opción basada en evidencia científica.

Suscríbase al boletín semanal.