Ask An Expert / Especialistas

¿Qué tipo de terapia ocupacional sería beneficiosa para una preadolescente diagnosticada con un trastorno del aprendizaje no verbal?

Ahora es el momento de desarrollar habilidades específicas y aprender a usar sus fortalezas

Matthew M. Cruger, PhD
Matthew Cruger, PhD

Clinical Neuropsychologist, Senior Director, Learning and Development Center

Child Mind Institute

A mi hija, que pronto tendrá 13 años, la diagnosticaron con trastorno del aprendizaje no verbal y TDAH de tipo inatento, junto con un trastorno del desarrollo de la coordinación e hipotonía concomitante. Ha recibido terapia ocupacional desde el primer al tercer grado. ¿Qué tipo de terapia ocupacional es beneficiosa para una preadolescente? ¿Existe algún tipo de tratamiento para mejorar la lateralidad entre sus hemisferios cerebrales izquierdo y derecho, y para mejorar la forma en que su cerebro procesa la información en la corteza prefrontal?

Los niños mayores con trastornos del aprendizaje no verbal o TANV (NVLD, por sus siglas en inglés) deben trabajar con un terapeuta ocupacional o TO (OT, por sus siglas en inglés) que los ayude a centrarse en las habilidades específicas que necesitan desarrollar. Por ejemplo, si su hija se siente abrumada al aprender cosas nuevas, un TO puede enseñarle a dividir la información compleja por partes más pequeñas y comprensibles. Por ejemplo, pueden practicar a ver primero los aspectos de alguna imagen en general y luego pasar a los detalles más pequeños. Si tiene problemas para leer mapas, el terapeuta ocupacional puede enseñarle una estrategia como la de empezar por el lado derecho y mirar el primer cuadrante del espacio, y luego pasar al lado izquierdo, etc. El TO también puede ayudar a su hija a crear hábitos y rutinas para otras situaciones que le causan dificultades, como copiar información, preparar la mochila o gestionar el material escolar. Los profesores entrenados, los especialistas en aprendizaje y los terapeutas educativos también suelen ayudar con este tipo de cosas.

Los terapeutas ocupacionales también deben ayudar a los niños mayores a aprender cómo utilizar sus puntos fuertes a su favor. Los niños con TANV suelen tener una gran capacidad verbal y son buenos en el aprendizaje de la información memorística, así que es importante aprovecharse de estas fortalezas. Por ejemplo, si su hija tiene dificultades de tipo visual-espacial, el TO puede enseñarla a superarlas traduciendo primero la información del mapa al lenguaje oral. Si está viendo un mapa de Italia, describir el país como una bota y señalar que tiene un balón de fútbol en la parte inferior y que Roma está en el centro y Venecia está en la parte superior podría ayudarla a entender la geografía.

No todos los psicólogos están calificados para realizar este tipo de trabajo, así que hay que asegurarse de que el trabajo en este tipo de intervenciones específicas con los niños mayores está dentro del ámbito de su práctica y formación. Los neuropsicólogos también pueden ser de gran ayuda. Mientras que los terapeutas ocupacionales están trabajando con los niños para que cambien sus comportamientos y dominen sus rutinas mediante el entrenamiento de sus habilidades respectivas, los neuropsicólogos con experiencia en rehabilitación cognitiva pueden centrarse en las funciones cerebrales específicas. No hay un paquete de tratamientos con apoyo empírico que funcione para ayudar a los niños con TANV, pero hay clínicos cualificados que se dedican a ayudar a los niños mediante una buena corrección.

También hay otras cosas que pueden ayudar. Dado que su hija tiene TDAH, los medicamentos para este trastorno proporcionarían más dopamina a las áreas frontales de su cerebro, lo que la hará más atenta y más capaz de organizar sus esfuerzos para realizar las tareas. Las intervenciones computarizadas como CogMed, cuyo objetivo es mejorar la memoria funcional, también podrían ser útiles. Hay que realizar más estudios sobre CogMed, pero hay datos que sugieren que pueden mejorar las habilidades funcionales frontales.

Por supuesto, también es importante conseguir las adaptaciones adecuadas en la escuela. Su hija debería recibir copias de las notas de clase si tiene dificultades para escuchar y tomar notas al mismo tiempo, o para reproducir información visual. También puede ser útil que aprenda a utilizar una computadora portátil en la clase o que utilice programas como Geometer Sketchpad, que ayuda a los niños a reflexionar sobre la rotación de imágenes visuales en un espacio. Un TO puede ayudar a recomendar buenas adaptaciones de este tipo.

En cuanto a la mejora de la lateralidad, no existe un tratamiento específico para ello. Simplemente está fuera del alcance de nuestros conocimientos en este momento. Y en realidad, no sabemos si su hija tiene problemas con la comunicación entre hemisferios. Hay algunos datos que sugieren que el hemisferio derecho procesa información nueva, que luego se transfiere al hemisferio izquierdo a medida que esa información se vuelve más familiar. Por lo tanto, cierta cantidad de la comunicación ya se produce de forma natural para su hija.