Lo sentimos, la página que busca no tiene versión en español. Puede hacer una nueva búsqueda o visitar la página de Temas populares.

Cómo obtener un diagnóstico de TDAH

Quién puede diagnosticar el TDAH y cómo funciona la evaluación.

Caroline Miller

Saber si un niño tiene o no TDAH puede resultar confuso. Esto se debe a que los síntomas del TDAH son comportamientos que se ven en todos los niños de vez en cuando: estar distraído, no poder quedarse quieto o esperar su turno, ser desorganizado y propenso a perder cosas, ser impulsivo y tener dificultad para manejar sus emociones sin arrebatos o rabietas.

La diferencia con el TDAH es que estos comportamientos son tan frecuentes y tan intensos que causan problemas al niño. Si usted cree que su hijo puede tener este trastorno, o el maestro de su hijo le ha expresado su preocupación por su comportamiento en la escuela, necesita un diagnóstico experto.

Un experto que diagnostique a su hijo solo considerará el TDAH si se dan los comportamientos asociados al trastorno (falta de atención, hiperactividad e impulsividad):

  • con más frecuencia de lo que es habitual en los niños de su edad.
  • durante un periodo de tiempo prolongado.
  • en más de un entorno: tanto en casa como en la escuela, por ejemplo.

Dado que los síntomas del TDAH también pueden ser el resultado de otros problemas, como la ansiedad, la depresión o el trauma, el profesional que diagnostique a su hijo debe descartar cuidadosamente otras posibles razones de su comportamiento.

¿Quién puede diagnosticar el TDAH?

El TDAH puede ser diagnosticado por cualquier médico o profesional de la salud mental, incluyendo:

  • Pediatras
  • Médicos de atención primaria
  • Psiquiatras
  • Psicólogos clínicos
  • Trabajadores sociales
  • Psicólogos escolares

Pero en la mayoría de los lugares, solo los médicos (como los pediatras, los médicos de atención primaria y los psiquiatras) pueden recetar medicamentos para tratar el TDAH. (Algunos estados permiten a los psicólogos recetar, y los enfermeros y asistentes médicos a menudo también pueden hacerlo).

La inmensa mayoría de los diagnósticos de TDAH son hechos por pediatras, aunque los padres deben tener en cuenta que muchos pediatras no tienen capacitación avanzada en trastornos psiquiátricos.

El diagnóstico de TDAH no debe hacerse en una visita rápida a la consulta, basándose únicamente en un informe de que el niño tiene problemas de concentración en la escuela. Existe el riesgo de un diagnóstico equivocado si el médico no se toma el tiempo de descartar otras posibles causas del comportamiento del niño. Y dar a un niño medicación para el TDAH no ayudará si no tiene TDAH.

Si usted cree que su hijo puede haber sido diagnosticado de manera equivocada, puede pedir que lo refieran con un psiquiatra u otro profesional de la salud mental con experiencia en niños con TDAH.

¿Existe una prueba para detectar el TDAH? ¿Cómo se diagnostica?

No hay ningún análisis de sangre o escáner que diga si un niño tiene TDAH. El médico que diagnostica el TDAH se basa en la información sobre el comportamiento del niño, que incluye:

  • Informes de los padres y otros adultos que están muy familiarizados con el comportamiento del niño.
  • Herramientas que miden la frecuencia de ciertos comportamientos o la capacidad del niño para realizar tareas.

Para hacer un diagnóstico preciso del TDAH, el médico debe recopilar información de varias personas que hayan observado a su hijo, incluidos los padres, otros cuidadores y maestros.

Se debe pedir a los padres y a los maestros que completen una escala de valoración para medir la frecuencia de los síntomas del niño durante un periodo de tiempo. Entre las escalas de valoración más comunes se encuentran el SNAP, la Child Behavior Checklist y (lista del comportamiento infantil) y la Connor’s Checklist (lista de verificación de Connor). El niño puede someterse a una prueba denominada Continuous Performance Test (Prueba de rendimiento continuo), que evalúa su capacidad para completar una tarea repetitiva durante un período de tiempo.

Un niño no debe ser diagnosticado con TDAH solo por el informe de sus padres o maestros de que es demasiado activo o distraído.

¿Qué edad debe tener un niño para ser diagnosticado con TDAH?

No es de extrañar que los padres se den cuenta de que un niño es inusualmente activo en los primeros años de vida (describen a los niños como si corrieran sin parar o “chocaran contra las paredes”). Pero como hay una amplia gama de comportamientos que se consideran normales en los niños pequeños, es difícil distinguir el TDAH antes de los cuatro años.

El TDAH no suele ser diagnosticado sino hasta que los niños están en la escuela primaria. Es entonces cuando suele notarse que sus síntomas de TDAH les dificultan tranquilizarse, concentrarse, seguir instrucciones, esperar su turno, etc.

A veces los niños que son más jóvenes que la mayoría de sus compañeros de clase son diagnosticados con TDAH cuando en realidad son menos maduros, por lo que es especialmente importante que esos niños sean evaluados cuidadosamente si muestran síntomas potenciales.