Lo lamentamos. Esta página no tiene version en español. Vaya la página de inicio.

Mi hijo tiene TDAH, es muy desafiante y emocionalmente exagerado. Criarlo es como estar en una montaña rusa. ¿Qué tipo de terapias podrían ayudarlo?

Respuesta de Vasco Lopes, PsyD

Q Mi hijo de 6 años fue recientemente diagnosticado con TDAH. Tiene un período de atención corto, muestra rebeldía ante los adultos y es emocionalmente exagerado. También tiene una curiosidad intensa y a menudo hace preguntas sobre asuntos existenciales. Criarlo es como estar en una montaña rusa de altibajos. ¿Qué tipo de terapias podríamos considerar para ayudarnos?

Parece que su hijo es un niño curioso e inquisitivo, y esas son grandes cualidades, especialmente cuando éstas pueden ser encauzadas de forma positiva. No querría minimizar o desalentar eso.

No es sorprendente escuchar que además del TDAH su hijo es rebelde y tiene arrebatos emocionales, ya que éstos son muy comunes en los niños con TDAH, aunque estos no son síntomas del TDAH. Más del 50 por ciento de los niños con TDAH también exhiben rebeldía y estallidos emocionales.

¿A qué se debe esto? Los niños que tienen TDAH tienden a ser desafiantes en situaciones restringidas, cuando se les exige que hagan la tarea, se vayan a dormir, dejen de jugar, se sienten o coman su cena. Para ellos es difícil tolerar este tipo de situaciones debido a los déficits intrínsecos de atención, de tolerancia ante una situación aburrida, de control de los impulsos, de transición de una actividad divertida y de control de su nivel de actividad. Dado que estas situaciones son muy difíciles para ellos, más desagradable que para cualquier otro niño, con el tiempo, ellos tratan de evitarlas. Desafortunadamente para los padres, las estrategias de prevención que estos niños utilizan normalmente son los berrinches, las discusiones, la rebeldía y las luchas de poder. Por eso, para que los padre hagan que los niños con TDAH cumplan con sus deberes puede ser una gran batalla.

¿Qué se puede hacer? Primero, debe buscar una evaluación diagnóstica integral para su hijo con un psicólogo o psiquiatra pediátrico para determinar qué trastornos, si los hay, están presentes además del TDAH. El tratamiento farmacológico para el TDAH probablemente lo ayudará con los síntomas del TDAH en sí, pero también podrían beneficiarse con la capacitación de los padres para ayudar con la rebeldía y los arrebatos emocionales de su hijo.

Hay un par de tipos de intervenciones de capacitación para padres que serían adecuados para las dificultades de su hijo, incluyendo la terapia de interacción padres-hijos (PCIT, por sus siglas en inglés) y la capacitación en el manejo del comportamiento para padres (PMT, por sus siglas en inglés). Ambas son similares en el sentido de que lo enseñan a prestar atención al comportamiento positivo de su hijo, a ignorar los malos comportamientos menores y a establecer consecuencias consistentes para el comportamiento agresivo que no cumpla con las normas. Sin embargo, estas dos intervenciones difieren en varios aspectos, incluyendo la estructura de las sesiones de tratamiento. Mientras que la PMT ofrece habilidades específicas de manera didáctica, educando a los padres (generalmente sin el niño), el PCIT hace que los padres interactúen con su hijo en la sesión mientras al mismo tiempo que reciben entrenamiento en vivo del terapeuta sobre qué habilidades utilizar.

Se ha demostrado, a lo largo de la invertigación, que ambas intervenciones disminuyen las conductas disruptivas y no deseadas y la agresión, así como también reducen el estrés de los padres y mejoran la relación entre padres e hijos. Por lo tanto, estas intervenciones de entrenamiento para padres probablemente ayuden a hacer la montaña rusa de la crianza de los hijos un paseo mucho más agradable.

[cjtoolbox Name=”signup-inline-es”]