Lo lamentamos. Esta página no tiene version en español. Vaya la página de inicio.

Mi nieta de 16 años es terrible con su madre, pero muy buena con nosotros. ¿Qué podemos hacer?

Respuesta de Stephanie Dowd, PsyD

Q Mi nieta, de casi 16 años, es un gran problema. Ha sido diagnosticada con TDAH y trastorno oposicional desafiante (ODD, por sus siglas en inglés). Ha sido arrestada dos veces por agredir a su madre, y no parece importarle. Le dice a su madre que la odia, que siempre la ha odiado y que nunca la amará. No come con la familia, y cuando le piden que haga una tarea, le dice a su madre que mejor la haga ella. Ha recibido cierto tipo de asesoramiento pero normalmente se niega a subir al auto, y si va, se queda sentada allí sin querer salir. Se niega a tomar la medicación. Pero le va bien en la escuela, y por eso nosotros la invitamos a un crucero por Alaska, y estuvo genial. Mi hija está desesperada. ¿Qué puede hacer?

Esto suena a que se trata de una situación abrumadora para su hija, y es muy bueno que usted esté pidiendo ayuda.

Sugeriría un enfoque de dos partes para el tratamiento. Su nieta probablemente podría beneficiarse de una evaluación psicológica completa y una terapia que se centre en el control de los impulsos y las habilidades para el manejo de la ira. Pero no se puede obligar a ningún adolescente a tomar terapia, en especial a uno que actúa de manera desafiante. Cuando se trata de adolescentes, si se va a hacer algún cambio significativo en su vida, ellos tienen que quererlo.

Pero solo por el hecho de que su nieta está rechazando la ayuda, eso no significa que las cosas no puedan mejorar o cambiar en casa. Lo que yo recomendaría es el entrenamiento para padres, conocido en inglés como Parent Managment Training o PMT. Se basa en el trabajo del Dr. Alan Kazdin en Yale, y se ha encontrado que es muy efectivo con adolescentes y niños que tienen el trastorno oposicional desafiante o ODD. Muchos médicos tal vez puedan decir: “Yo atiendo a padres”, pero lo que yo recomendaría es preguntar específicamente por el PMT, y que usted también participe en el entrenamiento con su hija, ya que está muy involucrada.

La otra cosa que recomendaría es un libro que está basado en este trabajo y se titula Adolescentes desafiantes y rebeldes (El título original en inglés es Your Defiant Teen), de los psicólogos Russell Barkley y Arthur Robin.

Lo que va a aprender en el PMT son algunas habilidades clave para la crianza, específicamente para adolescentes con ODD, sobre todo en lo referente a cómo brindar un refuerzo positivo y cómo otorgar las consecuencias apropiadas.

Es muy importante que los padres comprendan que la atención es igual a refuerzo. Cualquier comportamiento que traiga como resultado atención por parte de la madre, incluso si es atención negativa por algún comportamiento negativo, hace que sea más probable que ese comportamiento se repita.

Así que necesitan cambiar la dinámica y aprender a prestar atención a los comportamientos positivos. Su nieta obviamente tiene la capacidad de portarse bien, en ciertas situaciones. Cuanta más atención preste su madre a los comportamientos positivos, como tener un buen rendimiento en la escuela o portarse genial en el crucero, más probable será que esos comportamientos aumenten.

Siempre recomiendo la regla de tres a uno: tres comentarios positivos por cada comentario negativo o crítico. La forma más poderosa de cambiar el comportamiento de una persona es a través de un refuerzo positivo, lo que significa elogiar, darle un abrazo o algún reconocimiento positivo por su buen comportamiento.

La otra cosa que aprenderá en el PMT es a crear un programa de manejo del comportamiento, en el que usted establece los tres comportamientos prioritarios que desea ver, y el adolescente puede ganar privilegios al cumplirlos: dinero adicional para gastos o más permisos para salir con amigos. Es importante establecer una manera positiva en que su nieta gane privilegios primero, antes de establecer consecuencias y quitarle los privilegios.

Por último, las animo a usted y a su hija a tener en cuenta que los ataques de su nieta, aunque sean perjudiciales para la familia, son algo con lo que ella tampoco está contenta. Y que reconozcan que hay un dolor subyacente que ella está sintiendo, y que no logra encontrar una mejor manera de manejarlo.

Ayuda que usted logre mantener esa empatía, sabiendo que en el fondo (aunque no lo parezca), ella no quiere actuar de esa manera ni lastimar a su familia. Es muy probable que su nieta no quiere que la vean como la niña mala.

Si usted puede reconocer los momentos en los que ella se esfuerza de verdad y se muestra compasiva, tenga en cuenta que ahí están esas cualidades, solo que están escondidas muy adentro, y que las cosas tienen que cambiar para que ella pueda ir dejándolas salir cada vez más.

[cjtoolbox Name=”signup-inline-es”]