Lo sentimos, la página que busca no tiene versión en español. Puede hacer una nueva búsqueda o visitar la página de Temas populares.

¿Qué es un diagnóstico no especificado?

Cuando los niños tienen dificultades, pero no encajan del todo en un diagnóstico específico.

A veces los niños reciben un diagnóstico de salud mental o de un trastorno del aprendizaje que se etiqueta como “no especificado”. Por ejemplo, en lugar de recibir un diagnóstico de un trastorno de ansiedad concreto, como el trastorno de ansiedad por separación o el trastorno de ansiedad social, su diagnóstico puede decir “trastorno de ansiedad no especificado”.

Un diagnóstico no especificado se utiliza cuando un médico ha determinado que los desafíos de un niño entra dentro de un determinado grupo de trastornos, pero no está claro exactamente qué diagnóstico dentro de ese grupo se ajusta mejor al niño.

A veces los médicos utilizan diagnósticos no especificados cuando un niño necesita atención pero no hay tiempo para una evaluación completa. Esto podría aplicarse en situaciones urgentes como en una visita a emergencias.

En situaciones no urgentes, estos diagnósticos se utilizan cuando el médico necesita ver cómo se desarrollan los síntomas del niño antes de hacer un diagnóstico más específico. Especialmente si los síntomas del niño empezaron recientemente o si son relativamente leves, puede llevar tiempo entender exactamente lo que el niño está experimentando y cómo sus síntomas afectan a su vida. Esperar a hacer un diagnóstico más específico también permite al médico recopilar más información sobre los diversos factores que podrían afectar los síntomas del niño, como el consumo de sustancias, condiciones médicas o factores ambientales, como el estrés en casa.

A menudo, un médico brinda un diagnóstico no especificado con el objetivo de realizar un diagnóstico más específico más adelante. Sin embargo, los diagnósticos no especificados también pueden ser útiles para los niños que tienen dificultades evidentes pero que no cumplen exactamente con los criterios de un trastorno más específico, incluso después de que haya pasado algún tiempo. Los niños con diagnósticos de trastornos no especificados a menudo pueden recibir los mismos tipos de tratamiento que los niños a los que se les han diagnosticado trastornos específicos, y es igual de probable que el seguro cubra ese tratamiento.

Los trastornos no especificados que pueden ser diagnosticados a niños y adolescentes incluyen:

  • Trastorno de ansiedad no especificado
  • Trastorno depresivo no especificado
  • Trastorno del comportamiento no especificado
  • Trastorno por déficit de atención con hiperactividad no especificado (TDAH)
  • Trastorno bipolar no especificado
  • Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) o afín no especificado
  • Trastorno alimentario no especificado
  • Trastorno de tics no especificado

Puede que usted también vea diagnósticos que utilizan el término “NOS”, que son las siglas de “no especificado” en inglés. Esta terminología proviene de una versión anterior del DSM, el manual que utilizan los profesionales de la salud para realizar los diagnósticos. Los diagnósticos NOS se dejaron de utilizar oficialmente con la publicación del DSM-5 (página en inglés) en 2013, pero puede que algunos médicos los sigan utilizando. En la práctica, los diagnósticos NOS funcionan del mismo modo que los diagnósticos no especificados.