Lo sentimos, la página que busca no tiene versión en español. Puede hacer una nueva búsqueda o visitar la página de Temas populares.

¿Qué son los códigos V y Z en un diagnóstico?

Cuál es el tratamiento para los desafíos que no son trastornos de salud mental.

Si usted buscado apoyo de salud mental para un niño, es posible que haya visto una nota en su diagnóstico o en su historial médico sobre los retos específicos con los que está lidiando. Por ejemplo, “V61.8 – Problema de relación entre hermanos” o “Z63.7 – Enfermedad de un miembro de la familia”. Estos códigos suelen denominarse códigos V o códigos Z. No son trastornos de salud mental, pero pueden ser un factor importante en el tratamiento del niño.

Los códigos V y Z ofrecen a los médicos una forma de destacar situaciones que podrían ser estresantes para un niño y tener un impacto negativo en su salud mental. Indican que un niño podría necesitar apoyo para enfrentar ese evento o desafío.

Los códigos V y los códigos Z no son solo para niños. Los médicos también pueden utilizar estos códigos en adolescentes y adultos, y pueden ser útiles para pacientes de todas las edades.

Los códigos V provienen de dos guías clínicas, el DSM-5 (página en inglés) y el ICD-9 (página en inglés). Los códigos Z provienen de una guía que ha sido actualizada más recientemente, la ICD -10 (página en inglés). Pero los códigos V y los códigos Z funcionan de la misma manera en un diagnóstico, y ambos se siguen utilizando ampliamente.

A veces, usted verá un código V o Z junto a un diagnóstico de un trastorno de salud mental. Otras veces, un médico puede utilizar un código en el expediente de un niño que no tiene un diagnóstico de salud mental. La idea es que el apoyo de salud mental puede ser útil para los niños en situaciones específicas de estrés, tengan o no un diagnóstico.

Estas son algunas formas en que los códigos V y Z pueden ser útiles en el tratamiento de la salud mental:

  • Ayudan a los niños sin trastornos diagnosticables a recibir apoyo. Por ejemplo, un niño que está enfrentándose a una muerte en la familia o a una situación estresante (cambio de escuela, mudanza, divorcio de los padres) puede necesitar ayuda para enfrentar el cambio y procesar sus emociones. Los códigos V y Z ayudan a los niños en situaciones difíciles a obtener apoyo sin el estigma o la complicación de un diagnóstico innecesario.
  • Alertan a otros profesionales sobre cuestiones importantes.Cuando el diagnóstico de un niño incluye un código V o Z, permite que otras personas que vean el diagnóstico (pediatras, maestros, médicos que el niño pueda ver en el futuro) sepan que deben prestar atención a ese desafío específico en la vida del niño.
  • Destacan la importancia del contexto social y ambiental de los niños. A menudo, los retos emocionales y de comportamiento de los niños provienen en gran parte de su entorno. Al utilizar un código V o Z, los médicos pueden destacar la importancia de factores específicos en la vida del niño en su hogar, escuela o comunidad.