Trastornos del sueño-vigilia: A qué estar atento

La dificultad para dormirse, el sueño agitado e interrumpido, rechinar los dientes (teeth-grinding)  cuando están dormidos, la enuresis (mojar la cama), las pesadillas frecuentes y la dificultad para respirar mientras duermen pueden ser signos de trastornos del sueño-vigilia. Dormir demasiado también puede ser una señal de estos trastornos. Los signos diurnos de los trastornos del sueño-vigilia incluyen cansancio, somnolencia en medio de una actividad, dificultad para concentrarse (especialmente durante las tareas cognitivas en la escuela), irritabilidad y cambios de humor.

Relacionado:

¿Podría mi hijo de 2 años estar teniendo terrores nocturnos?

¿Por qué los adolescentes están tan privados de sueño?