Guía básica sobre la fobia específica

Los niños que tienen fobia específica sienten un miedo excesivo e incontrolable a un objeto o situación que desencadena tanta ansiedad que interrumpe las actividades normales. En esta guía aprenderá cómo reconocer las fobias específicas, cómo se diagnostican y tipos de tratamiento.

Fobia específica: ¿Qué es?

La “fobia específica” es un trastorno que se caracteriza por un miedo excesivo e irracional a un objeto o situación que normalmente no se considera peligrosa. Los niños con fobia específica no están ansiosos en general, sólo cuando se enfrentan a la cosa particular que les causa terror, ya sean los perros, la oscuridad, los payasos, la sangre o los ruidos fuertes. El miedo puede desencadenarse directamente, al enfrentar la situación o el objeto en sí, o indirectamente: al escuchar una canción sobre ella, por ejemplo, o al ver una imagen de ella.

Los niños con fobias específicas se anticiparán y evitarán la cosa que desencadena su miedo, y esta evitación puede interferir en gran medida con las actividades normales. Aunque los adultos y los adolescentes se dan cuenta de que su miedo no está justificado, los niños a menudo no lo hacen. Las fobias específicas son más comunes entre las niñas que entre los niños.

Relacionado:

Cómo la ansiedad conduce a comportamientos conflictivos

Fobia específica: A qué estar atento

Un niño con una fobia específica demostrará un miedo irracional cuando se enfrente a una situación, objeto, evento o incluso la idea de encontrar el objeto que lo angustia. Para evitar lo que teme, como los perros, el agua o los insectos, puede llorar o hacer un berrinche. Los síntomas físicos pueden incluir estremecimiento, vértigo y sudor.

Fobia específica: Factores de riesgo

Los niños que tienen un familiar de primer grado con una categoría particular de fobia específica (por ejemplo a los animales) corren un riesgo significativamente mayor de padecer esta fobia. Otros factores de riesgo incluyen el temperamento (afectividad negativa o inhibición de la conducta), un evento traumático, la sobreprotección, la pérdida o el abuso por parte de los padres.

Relacionado:

Cómo evitar pasarle la ansiedad a sus hijos

Fobia específica: Diagnóstico

Para que se le diagnostique una fobia específica, un niño tendrá un miedo excepcional a algo que normalmente no se considera peligroso, y evitar el objeto de ese miedo causará un deterioro significativo de su funcionamiento ordinario. El miedo o la ansiedad deben producirse casi cada vez que el niño se encuentra con el estímulo, pero la respuesta puede variar en intensidad, desde el temor anticipado hasta un ataque de pánico total. Es común que las personas tengan múltiples fobias específicas, cada una de ellas desencadenada por un estímulo diferente.

  1. Las fobias específicas se clasifican comúnmente en cinco categorías:
  2. Tipo animal, si la fobia se refiere a animales o insectos
  3. Tipo ambiente natural, si la fobia se refiere a objetos como tormentas, alturas o agua
  4. Tipo inyección-sangre-lesión, si la fobia se refiere a recibir una inyección o ver sangre o una lesión
  5. Tipo situación, si la fobia se refiere a una situación específica como volar, conducir, túneles, puentes, espacios cerrados o transporte público y
  6. Otro tipo, si la fobia se refiere a otros estímulos como sonidos fuertes, personajes disfrazados, asfixia o vómitos.

Relacionado:

Por qué la ansiedad infantil suele pasar desapercibida (y sus consecuencias)

Fobia específica: Tratamiento

El tratamiento de la fobia específica se centra en la terapia del comportamiento, normalmente no se prescriben medicamentos.

Psicoterapéutica: Afortunadamente, la fobia específica es altamente tratable a través de la terapia del comportamiento o conductual. Un método típico implica la exposición gradual y repetitiva al objeto, evento o situación temida. Un niño con miedo a los perros puede comenzar el tratamiento mirando una foto de un perro, luego trabajar hasta jugar con un perro de peluche, estar en la misma habitación con un perro pequeño, y así sucesivamente. La terapia que enseña estrategias para enfrentar el miedo y los patrones de pensamiento ansiosos es otra opción común para los niños mayores.

Relacionado:

Tratamiento del comportamiento para niños con ansiedad

Los mejores medicamentos para niños con ansiedad

Qué hacer (y no hacer) cuando los niños están ansiosos

Fobia específica: Riesgo de otros trastornos

Los jóvenes que tienen fobias específicas también suelen tener otros trastornos de ansiedad.