Lo lamentamos. Esta página no tiene version en español. Vaya la página de inicio.

Si su hijo tiene un problema emocional o de comportamiento, es posible que le digan que la terapia conductual sería un buen tratamiento para él. Esta guía ofrece una visión general de los tratamientos conductuales, cómo funcionan y cómo pueden ayudar.

Hay muchos tipos diferentes de terapia conductual, cada uno ha sido desarrollado para funcionar eficazmente con un trastorno o conjunto de trastornos específicos. Estas terapias han sido probadas en niños con ese trastorno, y han sido diseñadas, es decir, explicadas paso a paso para asegurar que las técnicas se utilizan de la manera y la secuencia que han demostrado ser más eficaces. También hay medidas claras del progreso del niño, y una duración estimada para el tratamiento.

Terapia de aceptación y compromiso (ACT)

¿Para quién es? Niños mayores y adolescentes que sufren ansiedad, depresión o conductas autolesivas.

¿En qué consiste? El ACT combina técnicas de la TCC y la atención plena como forma de aceptar la emoción en lugar de intentar deshacerse de ella mediante mecanismos de afrontamiento poco saludables.

¿Cómo funciona? El ACT se centra en la idea de que van a ocurrir cosas difíciles a las que el niño o adolescente va a tener una respuesta negativa. Se le pide al paciente que se comprometa a sentir esas cosas sin reaccionar de forma insana o autolesiva. El objetivo es aprender que el paciente puede sentir emociones negativas pero no tiene que reaccionar con un comportamiento poco saludable. Su objetivo es ayudar al paciente a estar más en paz con los pensamientos y los sentimientos, en lugar de sentirse desesperado por deshacerse de ellos.

Lea más sobre ACT.

Análisis del comportamiento aplicado (ABA)

¿Para quién es? Niños con trastorno del espectro autista

¿En qué consiste? El ABA es una intervención intensiva diseñada para ayudar a los niños con autismo a desarrollar conductas que no adquieren de la misma manera que los niños neurotípicos -incluidas las habilidades sociales, verbales y motoras- y a disminuir las conductas problemáticas o autolesivas.

¿Cómo funciona? El ABA comienza con la observación minuciosa de un niño que realiza una actividad y utiliza estímulos o refuerzos positivos para aumentar los comportamientos deseados. Los comportamientos problemáticos se abordan estudiando lo que ocurre antes y después del comportamiento y modificando esos desencadenantes o refuerzos en lugar de centrarse en el propio comportamiento.

Lea más sobre ABA.

Activación conductual

¿Para quién es? Niños y adolescentes que están batallando con la depresión

¿En qué consiste? La activación conductual se enfoca en la evasión y el aislamiento que provocan que los niños deprimidos dejen de participar en actividades gratificantes.

¿Cómo funciona? A los niños deprimidos se les pide que participen en actividades que han disfrutado en el pasado, aunque hayan perdido el interés por ellas. La terapia utiliza las actividades para dar un impulso a la reanudación de la actividad, reforzada por el refuerzo positivo. El objetivo es también que el niño aprenda a ver la relación entre sus actividades y su estado de ánimo, entienda los patrones de evitación y aprenda a elegir patrones más adecuados.

Lea más sobre la activación conductual.

Terapia cognitivo-conductual (TCC)

¿Para quién es? La terapia cognitivo-conductual se utiliza para tratar una amplia gama de trastornos y dificultades.

¿En qué consiste? La TCC se basa en la premisa de que los pensamientos (cogniciones), los sentimientos y los comportamientos se influyen mutuamente. La TCC es un término general que engloba muchos tipos de terapia específicos adaptados a trastornos psiquiátricos concretos.

¿Cómo funciona? Un terapeuta puede utilizar la TCC para ayudar a su hijo a identificar cómo sus pensamientos influyen en sus comportamientos. Los cambios en el comportamiento, a su vez, pueden ayudarla a cambiar la forma en que maneja los sentimientos y pensamientos no deseados.TCCp (TCC adaptada para la psicósis).

Lea más sobre la TCC para la ansiedad y depresión.

TCCp (TCC adaptada para psicósis)

¿Para quién es? La TCCp es una forma de terapia cognitivo-conductual desarrollada específicamente para ayudar a las personas con esquizofrenia que experimentan síntomas psicóticos, incluidos los delirios (ideas que no son ciertas) y las alucinaciones (oír o ver cosas que nadie más oye o ve).

¿En qué consiste? El objetivo de la TCCp es ayudar a reducir la angustia asociada a los delirios y alucinaciones del paciente para que pueda funcionar mejor. No tiene como objetivo eliminar los síntomas ni tratar de convencer a alguien de que su experiencia no es “real”. La TCCp forma parte de la Atención Especializada Coordinada, una combinación de tratamientos que ha demostrado reducir la recurrencia de los síntomas psicóticos en un 50%.

¿Cómo funciona? Una vez que el clínico comprende en detalle los delirios y alucinaciones del paciente, le ayuda a cambiar su forma de interpretarlos y reaccionar ante ellos, lo que puede dar lugar a una reducción de la necesidad de medicación y a un menor deterioro.

Lea más sobre TCCp.

Terapia de procesamiento cognitivo (CPT)

¿Para quién es? Terapia de trauma para adolescentes y adultos jóvenes

¿En qué consiste? La terapia de procesamiento cognitivo ayuda a los pacientes a hablar de lo que les ocurrió, pero centrándose en identificar cómo el trauma alteró sus creencias y la forma en que esas creencias les han impedido avanzar.

¿Cómo funciona? En la CPT, los clínicos ayudan a un cliente a examinar cómo han cambiado sus creencias después de experimentar el trauma. Hablan de esos pensamientos y desglosan qué creencias son realistas y saludables y cuáles no (como sus propios sentimientos de culpa). El objetivo final es ayudarla a desarrollar una visión más sana de lo ocurrido para que pueda superarlo.

Lea más sobre CPT.

Adolescentes desafiantes (Defiant Teens)

¿Para quién es? Familias de adolescentes rebeldes o desobedientes de entre 13 y 18 años.

¿En qué consiste? En el programa Adolescentes Desafiantes, un clínico entrena tanto a los padres como a los adolescentes, con el objetivo de ayudar a cada miembro de la familia a desarrollar habilidades más eficaces de resolución de problemas, negociación y comunicación, y a corregir las creencias irracionales que puedan estar impidiendo sus interacciones.

¿Cómo funciona?

La primera mitad del programa se centra en enseñar a los padres herramientas más eficaces para manejar el incumplimiento o el comportamiento desafiante. Pero el programa también incluye la formación del adolescente para ayudarle a participar en el cambio de la dinámica familiar. En la segunda mitad, tanto los padres como los adolescentes reciben formación sobre la comunicación para la resolución de problemas.

Lea más sobre adolescentes desafiantes.

Terapia dialéctico-conductual (TDC)

¿Para quién es? La terapia dialéctico-conductual se desarrolló originalmente para personas con trastorno límite de la personalidad, pero se ha adaptado con éxito para tratar los trastornos alimentarios, las conductas suicidas y autolesivas, la depresión y el abuso de sustancias.

¿En qué consiste? La TDC se centra en aceptar los pensamientos difíciles en lugar de desafiarlos, al tiempo que inicia un cambio en la forma de responder a ellos.

¿Cómo funciona? La TDC ayuda a las personas a centrarse en la aceptación de los pensamientos difíciles, en lugar de agobiarse por ellos, utilizando lo que se denomina “conciencia plena”, al tiempo que se toman medidas para mejorar las interacciones interpersonales y evitar el comportamiento problemático. Se llama dialéctica porque implica un equilibrio entre la aceptación y el cambio.

Lea más sobre TDC.

Terapia de exposición y prevención de respuesta (ERP)

¿Para quién es? Niños con TOC, ansiedad social, fobias específicas, trastorno de pánico y trastorno de ansiedad generalizada

¿En qué consiste? La EPR consiste en exponer al niño a las cosas que desencadenan su ansiedad en un entorno seguro y controlado. Al introducir el desencadenante en pequeños incrementos, el terapeuta ayuda al niño a aprender a tolerar la ansiedad sin realizar el ritual compulsivo o la conducta de evitación.

¿Cómo funciona? Los síntomas del TOC o de la ansiedad disminuyen a medida que el niño se acostumbra poco a poco a enfrentarse a las cosas que desencadenan su ansiedad. A medida que la terapia avanza, será capaz de enfrentarse a más y más estímulos que le provoquen ansiedad sin necesidad de recurrir a compulsiones u otras conductas problemáticas para escapar del estímulo.

Lea más sobre ERP.

Terapia basada en la familia (FBT) o método de Maudsley

¿Para quién es? Adolescentes que luchan contra los trastornos alimentarios, como la anorexia y la bulimia.

¿En qué consiste? Esta terapia involucra a toda la familia para ayudar al adolescente anoréxico o bulímico a recuperarse del trastorno alimentario y a recuperar su autonomía e identidad.

¿Cómo funciona?

La TFB es un programa de formación intensiva para pacientes externos que parte de la premisa de que los padres pueden ser una fuerza muy activa y positiva en la recuperación de sus hijos. El entrenamiento manualizado, impartido por un clínico en su consulta, consta de tres fases: restablecer el peso adecuado del adolescente, devolverle el control sobre la alimentación y, por último, ayudarle a desarrollar una identidad saludable y una independencia adecuada a su edad, además de centrarse en cualquier problema comórbido.

Lea más sobre FBT. (página en inglés)

Terapia centrada en la familia (FFT)

¿Para quién es? Pacientes con trastorno bipolar y sus familias

¿En qué consiste? La FFT es una combinación de psicoeducación y terapia familiar que incluye el entrenamiento en la mejora de la comunicación y en la resolución de problemas. La FFT parte de la premisa de que los síntomas del paciente -especialmente en el caso de los niños y adolescentes- no existen independientemente del sistema familiar y su dinámica.

¿Cómo funciona? La FFT involucra a los padres y a otros miembros de la familia en el seguimiento de los síntomas y en la mejora de la comunicación y la resolución de problemas en el hogar, para evitar los picos de estrés familiar, que pueden provocar episodios bipolares.

Lea más sobre FFT.

Terapia de reversión de hábitos (HRT)

¿Para quién es? Niños que tienen tics, Tourette y otros comportamientos repetitivos centrados en el cuerpo, como la tricotilomanía y el rascado de la piel.

¿En qué consiste? La TRH es una forma de terapia que da al niño cierto control sobre los tics al enseñarle a ser consciente de lo que se denomina “impulso premonitorio” -una sensación fugaz que se produce antes del tic- y a responder de una manera diferente.

¿Cómo funciona? Al aprender a reconocer los impulsos premonitorios, el niño puede iniciar lo que se llama una respuesta competitiva: una reacción menos perturbadora o problemática que es incompatible con el tic.

Aprenda más sobre HRT.

Terapia interpersonal (IPT)

¿Para quién es? La terapia interpersonal, también conocida como psicoterapia interpersonal, se utiliza a menudo para tratar a niños y adolescentes con depresión, pero puede ser útil para una amplia gama de problemas y trastornos.

¿En qué consiste? La psicoterapia interpersonal es una forma de terapia a corto plazo que se centra en ayudar a su hijo a explorar cómo sus relaciones con los compañeros y la familia afectan positivamente (y negativamente) a su estado de ánimo y comportamiento.

¿Cómo funciona? La terapia interpersonal ayuda al niño a identificar las cosas que pueden estar afectando negativamente a su estado de ánimo -incluidos los conflictos, las transiciones, el dolor y los patrones negativos en las relaciones- y a realizar mejoras que pueden repercutir positivamente en sus sentimientos y su comportamiento.

Lea más sobre la IPT.

The Incredible Years

¿Para quién es? Padres de niños desde bebés hasta los 12 años. Los programas de entrenamiento en grupos pequeños se dividen en cuatro grupos de edad (bebé, niño pequeño, preescolar y edad escolar). Además, la terapia está diseñada para familias de alto riesgo socioeconómico y para familias con niños diagnosticados de TDAH y trastorno negativista desafiante.

¿En qué consiste? Formación de los padres centrada en la mejora de las relaciones entre padres e hijos y el apego positivo, para luego pasar a las rutinas coherentes, las normas y el establecimiento de límites. Por último, abarca estrategias como ignorar, redirigir, consecuencias lógicas y naturales, tiempo para calmarse y resolución de problemas.

¿Cómo funciona? En cada sesión se enseñan nuevas habilidades a medida que se dominan las anteriores. El entorno de grupos reducidos permite a los padres aprender de los demás y del terapeuta. El programa ofrece grupos infantiles para niños de cuatro a ocho años que se centran en ayudarles a adquirir estrategias de regulación emocional y habilidades sociales.

Es una técnica terapéutica que busca reestructurar las interacciones entre padres e hijos para reducir los conflictos, mejorar la relación de apego, y reducir las conductas disruptivas. Se prepara a los padres para dar refuerzos positivos efectivos a los comportamientos deseados y consecuencias consistentes a los comportamientos no deseados. Se les enseña habilidades y son preparados en situaciones reales (con ayuda de auriculares) por un terapeuta que los observa interactuar con sus hijos a través de un espejo unidireccional. Los padres aprenden técnicas para ejercer su autoridad con calma y los niños aprenden que pueden controlar su comportamiento de manera más efectiva y disfrutar de una relación más positiva con sus padres y otras figuras de autoridad.

Lea más sobre The Incredible Years.

Terapia de exposición prolongada (IPSRT)

¿Para quién es? Adolescentes con trastorno bipolar

¿En qué consiste? La IPSRT se basa en el concepto de que una persona sana tiene ritmos sociales y circadianos regulares, como dormir, comer, ver a los amigos e ir a la escuela o al trabajo, y que el mantenimiento de esos ritmos puede prevenir la aparición de episodios de manía y depresión.

¿Cómo funciona? La terapia se centra en ayudar a los pacientes a reducir los factores estresantes interpersonales y las interrupciones de un estilo de vida estable para prevenir nuevos episodios de manía o depresión. Los pacientes aprenden a mejorar sus habilidades para relacionarse y a mantener patrones regulares de alimentación, socialización y sueño.

Es una intervención terapéutica que ayuda a los pacientes a disminuir el miedo y la ansiedad exponiéndolos gradualmente y en un entorno seguro a aquello que les causa ansiedad, a la vez que se sustituye con una respuesta relajante. El niño trabaja progresivamente una jerarquía de situaciones de dificultad creciente que le ocasionan miedo, usando técnicas de relajación en cada paso hasta que está habituado o desensibilizado al estímulo que le había causado angustia.

Lea más sobre la IPSRT.

Terapia cognitiva basada en el mindfulness

¿Para quién es? Adolescentes con problemas de ansiedad o depresión

¿En qué consiste? La MBCT es una terapia conductual que combina las técnicas y habilidades de la terapia cognitivo-conductual con las de la atención plena (mindfulness), específicamente la meditación de atención plena, la cual enseña a las personas a estar plenamente presentes en el momento y a observar sus pensamientos y sentimientos sin prejuicios.

¿Cómo funciona? Al utilizar las habilidades que se enseñan en la TCC con la atención plena, el paciente aprende a interrumpir los patrones de pensamiento no deseados que pudieran mantener o llevar a un episodio depresivo o a un ataque de ansiedad, como ser autocrítico o tener fijación en cosas negativas que no son constructivas.Lea más sobre la terapia cognitiva basada en el mindfulness.

Entrevista motivacional

¿Para quién es? Adolescentes que abusan de sustancias y que han sido dirigidos al tratamiento por sus padres o las autoridades, y que es poco probable lo logren a menos que perciban un beneficio para ellos mismos

¿En qué consiste? La entrevista motivacional se centra en la exploración y resolución de la ambivalencia al tratamiento con el fin de aumentar la motivación para cambiar el comportamiento problemático.

¿Cómo funciona? En una entrevista motivacional, el terapeuta colabora en lugar de confrontar. El énfasis se centra en entender el punto de vista del niño, en sus ideas sobre el cambio y en enfatizar la responsabilidad del niño sobre su comportamiento.

Lea más sobre la entrevista motivacional.

Terapia de interacción padres-hijos (PCIT)

¿Para quién es? Padres e hijos que tienen dificultades para relacionarse de una manera positiva y productiva

¿En qué consiste? La PCIT es una técnica terapéutica que reestructura la interacción entre usted y su hijo para reducir los conflictos y las conductas conflictivas, y mejorar la relación de apego.

¿Cómo funciona? Un terapeuta lo ayudará al enseñarlo cómo dar un refuerzo positivo eficaz para los comportamientos deseados, y consecuencias consistentes para los comportamientos indeseables. Una vez que haya aprendido estas habilidades, recibirá entrenamiento en vivo de un terapeuta a través de un micrófono. El terapeuta observará de qué manera usted y su hijo interactúan desde detrás de un espejo unidireccional. El objetivo es ayudar a los niños y a los padres a disfrutar de una relación más positiva, enseñando a los padres a ejercer su autoridad con calma y coherencia, y ayudando a los niños a aprender a manejar su propio comportamiento de una manera más eficaz.

Lea más sobre la PCIT.

Entrenamiento para padres en manejo y control (PMT)

¿Para quién es? Padres de niños de 3 a 13 años que quieran aprender habilidades efectivas para lidiar más eficazmente con comportamientos conflictivos como la agresión, el desafío y las berrinches.

¿En qué consiste? Este programa de coaching para padres hace hincapié en ofrecerles más cambios de manera más rápida, particularmente para las familias en las que la situación en casa es especialmente urgente.

¿Cómo funciona? En cada una de las primeras cuatro o cinco sesiones o módulos (en los cuales se atiende a los padres sin el niño principalmente) se enseña a los padres una nueva habilidad, que es modelada por el terapeuta y representada por los padres. A continuación, los padres practican las habilidades en casa. Estas habilidades se perfeccionan en otras cuatro o cinco sesiones en las que también puede participar el niño.

Lea más sobre PMT.

Programa de crianza positiva (Positive Parenting Program o Triple P)

¿Para quién es? Padres de niños (desde niños pequeños hasta adolescentes) que quieren ganar confianza y autosuficiencia en el manejo del comportamiento infantil.

¿En qué consiste? Triple P es un sistema de apoyo para la crianza de los hijos que ofrece programas para niveles diferentes, desde los fundamentos de la crianza de los hijos, que se imparten en cuatro sesiones en los consultorios médicos, hasta un tratamiento de 12 sesiones centrado en los padres y los hijos para las familias que se enfrentan a problemas de comportamiento más graves.

¿Cómo funciona? El objetivo de Triple P es mejorar la crianza de los hijos en distintos niveles. En algunas sesiones, el profesional de la salud mental trabaja individualmente con los padres para mejorar las habilidades y estrategias para afrontar el comportamiento, mientras que en otras sesiones se incluye a los niños, y el terapeuta hace coaching en directo.

Lea más sobre el programa de crianza positiva.

Terapia de exposición prolongada

¿Para quién es? Adolescentes que pasaron por un trauma

¿En qué consiste? Este tratamiento está diseñado para ayudar a las personas a dejar de evitar pensar en su experiencia traumática o en cualquier cosa que pueda recordarla.

¿Cómo funciona? En la terapia de exposición prolongada, el profesional de la salud mental ayuda al cliente a hablar de su experiencia traumática y a crear una lista de las cosas que ha estado evitando, clasificándolas por orden de angustia. Poco a poco, y con la ayuda del profesional, empieza a habituarse a las cosas que ha estado evitando. La terapia está diseñada para ayudar a los adolescentes a seguir adelante después de enfrentarse al recuerdo de la experiencia traumática.

Lea más sobre la terapia de exposición prolongada.

Terapia cognitivo-conductual centrada en el trauma (TF-CBT)

¿Para quién es? Para niños y adolescentes que han tenido experiencias traumáticas

¿En qué consiste? La TF-CBT es una terapia conductual orientada específicamente a ayudar a los niños y a los padres a aprender a procesar una experiencia perturbadora de una manera más saludable.

¿Cómo funciona? La TF-CBT ayuda a los niños a entender qué es el trauma y cómo los ha afectado, a hablar de su trauma y a construir una narrativa que les permita manejar los pensamientos y sentimientos angustiantes y recuperar su sensación de bienestar. Los padres aprenden que no tienen que arreglar los sentimientos de sus hijos, solamente tienen que escucharlos y validarlos.

Lea más sobre la TF-CBT.