Guía básica sobre el trastorno específico del aprendizaje

El trastorno específico del aprendizaje es una clasificación relativamente nueva que agrupa los trastornos relacionados con la lectura (dislexia) y las matemáticas (discalculia) en una sola clasificación. Cuando a un niño se le diagnostica un trastorno específico del aprendizaje, las áreas particulares de deficiencia se describen como parte del diagnóstico.

Trastorno específico del aprendizaje: ¿Qué es?

Un trastorno específico del aprendizaje puede afectar la capacidad de un niño para adquirir y utilizar las habilidades de lectura, escritura y matemáticas. Un trastorno del aprendizaje es distinto de un trastorno del desarrollo intelectual. Los niños con trastornos del aprendizaje suelen tener una inteligencia promedio, sin embargo no pueden adquirir las habilidades académicas, capacidad intelectual, experiencia y educación que se esperan según su edad.

Un niño puede tener problemas para descifrar las palabras, comprender el significado de lo que se lee, deletrear, expresarse por escrito, hacer cálculos y dominar el razonamiento matemático. El trastorno específico del aprendizaje es una clasificación bastante nueva que agrupa los trastornos relacionados con la lectura (dislexia) y con las matemáticas (discalculia) bajo una misma clasificación. Pero, cuando un niño es diagnosticado con un trastorno específico del aprendizaje, las áreas particulares de deficiencia también deben ser designadas en la declaración de diagnóstico.

Relacionado:

Consejos para reconocer trastornos del aprendizaje en el salón de clases

Desafíos sociales de los niños con problemas de aprendizaje

Trastorno específico del aprendizaje: A qué estar atento

Los signos de un trastorno del aprendizaje suelen hacerse evidentes cuando un niño comienza el preescolar o la escuela primaria, y enfrentan dificultades en una o más de las áreas fundamentales del aprendizaje: lectura, escritura y matemáticas. Los primeros signos de que un niño podría tener un trastorno del aprendizaje relacionado con el lenguaje son las dificultades para rimar, asociar los sonidos con los símbolos y ordenar los sonidos en el orden correcto. Los retrasos en el habla y los problemas persistentes para encontrar las palabras adecuadas también pueden ser indicadores del trastorno, así como la dificultad para seguir instrucciones, la dificultad para pronunciar las palabras desconocidas y la confusión con los patrones del lenguaje.

Entre las señales que pueden indicar que un niño podría tener un trastorno del aprendizaje relacionado con las matemáticas se incluyen problemas con las operaciones matemáticas y dificultades con el razonamiento matemático (resolver problemas). Un niño con el trastorno puede confundir los símbolos básicos como “+” y “-” y cometer errores simples de cálculo. Un problema de matemáticas puede ser incorrecto por un solo dígito o el valor de la posición puede ser incorrecto. Para algunos niños con trastorno específico del aprendizaje, aprender un nuevo concepto mientras siguen una lección en el salón de clases puede ser fácil, pero reproducir y aplicar los nuevos conocimientos en casa puede resultar sumamente difícil.

Trastorno específico del aprendizaje: Factores de riesgo

El trastorno específico del aprendizaje tiene un componente genético. Un niño con un familiar de primer grado con un trastorno del aprendizaje en lectura o matemáticas tiene un riesgo significativamente mayor de desarrollar uno. El trastorno específico del aprendizaje no es causado por la falta de inteligencia.

Trastorno específico del aprendizaje: Diagnóstico

Existen varios tipos de evaluaciones que examinan la forma en que un niño procesa la información, incluidas las evaluaciones educativas (que evalúan la capacidad de lectura, escritura, matemáticas y ortografía) y las evaluaciones neuropsicológicas (que desarrollan un amplio perfil de las habilidades y capacidades de un niño en materia de razonamiento, aprendizaje, memoria, procesamiento visual y auditivo, comprensión auditiva, expresión verbal, habilidades de funcionamiento ejecutivo y capacidades académicas). Si se sospecha que un estudiante tiene un trastorno de aprendizaje, la escuela está legalmente obligada a ofrecer una evaluación de acuerdo con la Ley para la Educación de Individuos con Discapacidades (IDEA, por sus siglas en inglés). También puede solicitar una evaluación privada fuera de la escuela.

Trastorno específico del aprendizaje: Tratamiento

Aunque no hay cura para un trastorno específico del aprendizaje, hay muchas maneras de mejorar las habilidades de lectura, escritura y matemáticas de un niño. El tratamiento suele incluir el fortalecimiento de las habilidades, como el desarrollo de una estrategia de aprendizaje adaptada para aprovechar las fortalezas del niño. Por ejemplo, la repetición y los dispositivos mnemotécnicos pueden facilitar la memorización de una fórmula matemática, y hacer un dibujo para ilustrar un problema de palabras puede ayudarle a un niño a visualizar lo que se le pide.

El tratamiento de los trastornos específicos del aprendizaje a menudo también implica la enseñanza multimodal. Si un niño tiene problemas para entender un tema sólo con los ojos y los oídos, otros sentidos como el tacto, el gusto e incluso el olfato pueden desempeñar un papel importante en el proceso de aprendizaje. Del mismo modo, aprender a convertir un tipo de problema a otro formato puede ayudar (por ejemplo, cambiar un problema matemático tradicional por un problema descrito mediante las palabras). Un especialista en aprendizaje puede ayudar a definir los servicios o adaptaciones de los que un niño podría beneficiarse en la escuela. La psicoterapia, en particular la terapia cognitivo-conductual o TCC (CBT, por sus siglas en inglés), también puede ser útil para tratar los problemas emocionales y de conducta que pueden acompañar a un trastorno específico del aprendizaje.

Relacionado:

Ayuda para niños que tienen problemas con el aprendizaje

Apoyar las necesidades emocionales de niños con discapacidades del aprendizaje

Entender las leyes de educación especial

¿Qué puede hacer realmente el entrenamiento cerebral por los niños?

¿Qué es un terapeuta educativo?

Trastorno específico del aprendizaje: Riesgo de otros trastornos

Los problemas sensoriales asociados con la visión y la audición podrían parecer un trastorno específico del aprendizaje. Del mismo modo, los trastornos de ansiedad no tratados y el trastornos por déficit de atención con hiperactividad o TDAH (ADHD, por sus siglas en inglés) pueden parecer un déficit de aprendizaje. Además, si no se trata, el trastorno específico del aprendizaje puede ser tan frustrante para un niño que le causará problemas de humor y de comportamiento que pueden confundirse con ansiedad, depresión, trastorno negativista desafiante o TDAH.