Síntomas del TDAH

Hay tres tipos de comportamiento involucrados en el TDAH: falta de atención, hiperactividad e impulsividad. Por supuesto que todos los niños pequeños tienen problemas ocasionalmente para prestar atención a los maestros y padres, permanecer en sus asientos y esperar su turno. Los niños sólo deben ser diagnosticados con TDAH si su comportamiento es mucho más extremo que el de otros niños de su edad en estas áreas.

Estos síntomas del TDAH se dividen en dos grupos: de falta de atención e hiperactivos-impulsivos. Algunos niños principalmente muestran comportamientos de falta de atención, y otros, predominantemente hiperactivos-impulsivos. Pero la mayoría de los que tienen TDAH tienen una combinación de ambos, lo que puede hacer muy difícil que se desempeñen bien en la escuela.

A continuación, se muestran los signos de comportamiento del TDAH que se pueden observar en la escuela en esas dos categorías.

Síntomas de falta de atención del TDAH:

  • Comete errores por descuido en los trabajos escolares, pasa por alto detalles
  • Se distrae o se desvía fácilmente
  • Tiene dificultades para seguir las instrucciones
  • No parece estar escuchando cuando se le habla directamente
  • Tiene problemas para organizar sus tareas y pertenencias
  • A menudo no termina el trabajo en la escuela o las tareas en el aula
  • A menudo evita o se resiste a las tareas que requieren un esfuerzo mental sostenido, incluyendo hacer las tareas
  • A menudo pierde tareas, libros, chaquetas, mochilas, equipo deportivo

Síntomas hiperactivos o impulsivos del TDAH:

  • A menudo se inquieta o retuerce
  • Tiene problemas para permanecer en su asiento
  • Corre y sube donde es inapropiado
  • Tiene problemas para jugar tranquilamente
  • Es extremadamente impaciente, no puede esperar su turno
  • Siempre parece estar “en movimiento” o “impulsado por un motor”
  • Habla en exceso
  • Emite respuestas antes de que se complete una pregunta
  • Interrumpe o se entromete en las conversaciones, actividades, posesiones de otros