¿El TDAH afecta a los niños fuera de la escuela?

Sí. Su falta de atención e impulsividad también afecta sus amistades, actividades extracurriculares y la vida familiar. Puede que tengan problemas para hacer y mantener amigos porque ellos interrumpen constantemente, y tienden a molestarse cuando no consiguen lo que quieren.

Es común que los niños con TDAH severo sean sacados de los grupos de juego porque no se puede contar con ellos para que se comporten bien. Los niños con TDAH pueden tener problemas para jugar en equipo porque se les dificulta enfocarse y seguir las reglas.

En la casa pueden estar en modo de enfrentamiento con los padres y hermanos porque no siguen las instrucciones, son impulsivos y se desmoronan cuando se les pide que cambien de una actividad que ellos disfrutan a otra, como la hora de la comida, las tareas de la escuela o la hora de ir a dormir.

Cuando los niños con TDAH llegan a la adolescencia, su impulsividad puede ser peligrosa, haciéndolos propensos a tener accidentes automovilísticos, a practicar sexo sin protección y a involucrarse en conductas de riesgo.