Para tener éxito en la escuela, los niños necesitan las herramientas y estrategias adecuadas. Aquí le damos una lista de sugerencias para ayudar a los niños que tienen el trastorno del procesamiento auditivo a tener éxito en la escuela.

  • Protección auditiva. Los salones de clase, incluso los más tranquilos, están llenos de ruidos de ambiente, lo que causa que los niños con problemas del procesamiento auditivo tengan dificultades para escuchar y comprender la información importante. Intente conseguir unos tapones de oído cómodos y de color piel para bloquear los sonidos no importantes y facilitar que su hijo se enfoque en lo que el maestro está diciendo. (Evite los tapones de colores brillantes que llaman la atención. Algo sutil es lo mejor para los niños que quieren pasar desapercibidos).
  • Asientos en la primera fila. Algunos niños con problemas auditivos usan señales visuales y pistas que los ayuden a comprender. Trate de ensayar con su hijo cómo puede pedir a su maestros un asiento en la primera fila, donde se escuchara menos el bullicio de los demás niños y donde tendrá una mejor oportunidad de escuchar y comprender lo que el maestro esté diciendo.
  • ¡Grábelo! Dele a su hijo un dispositivo para grabar, o descargue una aplicación telefónica como QuickVoicePro que tiene una función de transcripción. De esa manera, si a su hijo se le olvidan ciertas partes de una lección, podrá fácilmente volver a escucharla tantas veces como quiera, y a una velocidad con la cual se sienta cómodo.
  • Obténgalo en papel. Pida a los maestros que escriban todas las tareas para su hijo, así no tendrá que contar solamente con las tareas que se asignen en voz alta, las cuales podrían ser fácilmente pasadas por alto (o no escuchadas). Lo mismo aplica para los exámenes, viajes escolares y las actividades especiales. Un registro escrito reduce el riesgo de confusiones y errores.
  • Secuencias y señas: Pida a los maestros que incluyan algunas señales verbales para ayudar a los niños con problemas del procesamiento auditivo a seguir la conversación. El uso de las palabras con “secuencias” (u organización) ,como primero, segundo, luego, entonces o último, ayudan a que los niños se mantengan involucrados y enfocados durante las lecciones. De la misma manera, los maestros pueden usar frases con indicaciones, como “aquí lo verán” o “estamos llegando a la parte importante” para comunicarles a los niños que deberían estar poniendo atención.
  • Haga un guión y practíquenlo… Enseñarles a los niños cómo abogar por ellos mismos es una de las maneras más poderosas a través de las cuales usted puede ayudar a su hijo, y enseñarle cómo ayudarse a sí mismo. Practiquen hablar sobre sus necesidades especiales en casa y hagan un guión claro y simple para que él pueda hablar de sus propias necesidades en la escuela.
  • …o escriba una carta. Indudablemente, aún con un guión, algunos niños se pueden sentir ansiosos de hablar de esto con sus maestros o compañeros, pero esto no significa que no pueda ayudarlo a construir sus habilidades para abogar por sí mismo. Intenten trabajar juntos en una carta que explique sus problemas auditivos. Luego, saque copias y dele la responsabilidad de distribuirlas con sus maestros, consejeros y otras personas importantes en su vida.