Cuanto más ceden los niños a las obsesiones, más les exige el trastorno obsesivo-compulsivo o TOC (OCD, por sus siglas en inglés). Entonces, ¿cómo podemos darles a los niños y a sus padres armas para luchar?

Relacionado: Cómo Ben venció al “bully en su cerebro”

TRANSCRIPCIÓN:

-Child Mind Institute

TOC: ES COMO TENER A UN BULLY EN TU CEREBRO

Todas las conversaciones sobre obsesiones y compulsiones puede ser muy confusa para los niños.
Para tratar de involucrarlos más con el tratamiento
tratamos de eliminar el lenguaje y lo ponemos más en un contexto que puedan entender.
A menudo hablaremos del TOC como si fuera un bully dentro de su cerebro.
Si llego a ti como un bully y digo, “Dame todo tu dinero, o voy a empujarte por las escaleras”.
Si me tienes miedo, y crees que soy capaz de empujarte por las escaleras, vas a entregarme tu dinero.
Y eso me va a hacer feliz y eso va a hacer que me vaya.
Pero mañana voy a regresar por ti porque sé que me tienes miedo y voy a pedirte más.
Entonces entre más des, más tomaré.
Y entre más tome, más querré.
Y así es exactamente como funciona el TOC.
Cuando el TOC dice, “Lávate las manos” o “Alinea algo” o “Busca reafirmación sobre algo”,
entre más haga eso el niño, temporalmente elimina la ansiedad, pero crea la necesidad de más comportamientos después.
Así que funciona de manera muy similar a un bully.
Y así es exactamente como hablamos de ello. Hablamos sobre pelear con un bully.
Y eso es genial para traer a los padres y hacer que los padres hablen sobre pelear con el mismo bully.
Así que no es que estemos ayudando a tu hija, o que estemos ayudando a tu hijo.
Es que todos estamos trabajando juntos para pelear con este bully y para deshacernos de este bully.