Lo sentimos, la página que busca no tiene versión en español. Puede hacer una nueva búsqueda o visitar la página de Temas populares.

10 cosas que una persona autista quiere que usted acepte

Los deseos de Lydia Wayman para ser aceptada tal cual es.

Lydia Wayman es una autora, oradora, bloguera y defensora autista de Pittsburgh. Su blog, Autistic Speaks, es una lectura irresistible si desea tener una mejor idea de cómo se ve y se siente el mundo desde el punto de vista de al menos una persona en el espectro que es muy elocuente. Esta es la lista de Lydia:

Las diez cosas que me gustaría que las personas aceptaran, sin hacer preguntas:

1. Puedo ser sorprendentemente buena en una cosa (por ejemplo, para recordar conversaciones exactamente como sucedieron muchos años después del suceso) y sorprendentemente mala en otra cosa que uno podría pensar que debería ser mucho más fácil (como llevar la cuenta de los gastos o recordar el procedimiento para llenar una receta médica).

2. Que tenga las palabras para poder escribirlo no significa que tenga las palabras para poder decirlo.

3. Realmente odio tener crisis, especialmente en público. Si hubiera otra salida, la preferiría siempre.

4. Nunca me hago la tonta. Si hago una pregunta o digo que no lo entiendo, significa que no lo entiendo. Por favor, no me hagan sentir más tonta al suponer que estoy fingiendo, solo porque parece sencillo.

5. Lo que a usted le puede molestar un poco, como la etiqueta de un pantalón, a mí me puede provocar estar todo el día como una bruja… o al menos hasta que me cambie de ropa. Si estoy de mal humor, es porque algo es físicamente incómodo en el ámbito sensorial de las cosas. Hasta que esa cosa cambie, seguiré estando de mal humor.

6. No puedo controlar mi emoción por los gatos. Así que si usted menciona a los gatos o señala a un gato, sepa que me voy a emocionar. Permítame disfrutarlo. Un poco de felicidad nunca le ha hecho daño a nadie, ¿verdad?

7. A menudo soy completamente inconsciente de los comportamientos autolesivos. Me araño, golpeo, muerdo y pellizco con frecuencia, y mucho más cuando estoy agitada por alguna razón. En el momento, no sé que lo estoy haciendo, y si me llego a dar cuenta, es algo tan compulsivo que físicamente casi no puedo detenerme. Pero cuando lo pienso, obviamente no me gustan los resultados de esto.

8. Soy exactamente la misma persona por dentro, independientemente de lo conectada (o desconectada) que esté del entorno y de los demás. Sí, puede que tenga que cambiar algunas cosas en función de cómo esté reaccionando en ese momento, pero por favor, siga tratándome como la misma persona que soy.

9. El involucramiento y la felicidad no dependen el uno del otro. Puedo ser igual de feliz en mi propio mundo que involucrada con usted. Sin embargo, aquí depende mucho de usted. Si estoy desconectada y me fuerzan a “actuar con normalidad”, entonces no, no me siento muy feliz. Si usted está interactuando conmigo de una manera que yo puedo seguir en ese momento, entonces puedo ser tan feliz como siempre he sido.

10. Aunque el autismo significa que estoy absorta en mí misma (auto significa yo, después de todo), eso no significa que no los quiera tener cerca. Si pueden venir a mí, en lugar de obligarme a salir de mi mundo para que yo vaya a ustedes, entonces me encantaría dejarlos entrar. Hay todo un mundo aquí… quizás deberían conocerlo.

Lydia también ha escrito un libro, Living in Technicolor: An autistic’s thoughts on raising a child with autism, que es una selección de blogs, poesía, preguntas y respuestas, así como recetas.