Lo lamentamos. Esta página no tiene version en español. Vaya la página de inicio.

Mi hija de 10 años con ansiedad no quiere participar en la clase de deportes. ¿Deberíamos presionarla?

Respuesta de Rachel Busman, PsyD, ABPP

Q Mi hija tiene 10 años y ha sido diagnosticada con mutismo selectivo, trastorno de ansiedad generalizada y trastorno de pánico. Mi pregunta para usted tiene que ver con la clase de educación física. Ella se niega a participar. Hasta ahora, los maestros lo han permitido, y su IEP en realidad no dice nada sobre que no deba hacer ejercicio. La trabajadora social de la escuela, la maestra de gimnasia y yo nos hemos puesto de acuerdo para decirle que habrá consecuencias. ¿Empeorará su ansiedad si hacemos esto? Además, ella siempre ha tenido miedo de caerse, ¿es posible que también tenga un problema sensorial? ¿Es en realidad muy importante si ella no participa en deportes?

En primer lugar, me pregunto acerca de los posibles problemas sensoriales. Es importante determinar si su hija tiene alguna debilidad motora o cualquier otra cosa que le impida participar en deportes o que le dificulte hacerlo. Si ella no ha tenido una evaluación de terapia ocupacional (OT, por sus siglas en inglés), sería bueno hacerla. También podría ser útil ver si ella estaría dispuesta a reunirse con la maestra de gimnasia a solas para ver si puede correr, saltar, lanzar una pelota y hacer otras actividades deportivas sin la presión de otros niños.

¿Es en realidad muy importante que su hija no vaya a la clase de educación física? Considero que la respuesta es sí, por muchas razones. Primero, hay razones de salud por las que es importante hacer ejercicio. También hay un gran componente social. Y su ansiedad relacionada con los deportes se verá reforzada si ella permanece al margen de manera indefinida.

Si una evaluación de OT encuentra que ella tiene problemas motores o sensoriales, es posible que necesite una clase de deportes modificada: muchos niños tienen en sus IEP lo que se denomina educación física adaptada (APE, por sus siglas en inglés). Si ella necesita terapia ocupacional, eso también debe estar incluido en su IEP. Pero es posible que en realidad no necesite esta ayuda adicional (digamos que se reúne con la maestra de gimnasia y resulta que sí puede hacer las actividades deportivas, entonces tal vez podría hacer gimnasia en un grupo pequeño para empezar, o tal vez podría hacer las actividades deportivas en un momento que le cause menos ansiedad).

Por último, establecer consecuencias como castigo no va a ser del todo útil porque suena como si la ansiedad, y no la resistencia voluntaria, fuera la verdadera causa. Pero sí creo que podría haber una manera de incentivar algunos comportamientos, como ganar privilegios por reunirse con la maestra de gimnasia, o por hacer actividades deportivas con otros niños. Habrá clase de educación física también el año que viene, y reforzar su evasión ahora significará que perderá aún más en el futuro.

[cjtoolbox Name=”signup-inline-es”]