Lo sentimos, la página que busca no tiene versión en español. Puede hacer una nueva búsqueda o visitar la página de Temas populares.

¿Qué significa un diagnóstico "otro trastorno especificado"?

Cuando los síntomas no coinciden exactamente con un trastorno concreto

Obtener un diagnóstico de un trastorno de salud mental o del aprendizaje depende de tener un conjunto de síntomas muy específicos. A veces, está claro que un niño tiene problemas, pero sólo le faltan uno o dos de los síntomas necesarios para un determinado diagnóstico. En esos casos, un profesional de la salud mental puede diagnosticar “otro trastorno no especificado”.

Por ejemplo, un diagnóstico de trastorno de ansiedad generalizada (TAG) requiere que el niño experimente ansiedad más días que los que no. Un profesional de la salud mental puede ver que un niño tiene todos los demás síntomas de ese trastorno y que la ansiedad está interfiriendo en su vida, pero su ansiedad puede no aparecer el suficiente número de días como para que técnicamente sea considerado como TAG. En ese caso, el niño podría ser diagnosticado con “Otro trastorno de ansiedad especificado”. El profesional clínico añadiría una nota al diagnóstico explicando la razón por la que el diagnóstico no es propiamente TAG.

Los diagnósticos “otros trastornos especificados” no son necesariamente menos graves (o más graves) que los diagnósticos especificados. Un niño con este tipo de diagnóstico puede seguir experimentando un malestar significativo, aunque sus síntomas no coincidan exactamente con un diagnóstico típico.

Los diagnósticos “otros trastornos especificados” no son sólo para los niños. Los adolescentes y los adultos también pueden recibirlos. Las personas con diagnósticos “otro trastorno especificado” a menudo pueden recibir el mismo tipo de tratamiento que los que han sido diagnosticados con trastornos específicos, y es igual de probable que el seguro cubra ese tratamiento.

A veces, un diagnóstico de “otro trastorno especificado” se revisa más adelante si los síntomas del niño evolucionan y se ajustan mejor a un diagnóstico específico. Otras veces, el diagnóstico de “otros trastornos especificados” seguirá teniendo sentido a lo largo del tratamiento del niño.

Los diagnósticos “otros trastornos especificados” que pueden recibir los niños y adolescentes incluyen

  • Otro trastorno de ansiedad especificado
  • Otro trastorno depresivo especificado
  • Otro trastorno de déficit de atención/hiperactividad (TDAH) especificado
  • Otro trastorno bipolar especificado
  • Otro trastorno obsesivo-compulsivo o afín (TOC) especificado
  • Otro trastorno de la conducta alimentaria o de la ingesta de alimentos especificado
  • Otro trastorno de tics especificado

También existe un conjunto de diagnósticos similares conocidos como diagnósticos no especificados, sobre los que puede obtener más información aquí. La diferencia es que un diagnóstico no especificado sólo señala un grupo de trastornos (como los trastornos de ansiedad) y no incluye más información.

Por último, es posible que vea diagnósticos que utilizan el término “NOS”, que significa “no especificado”. Esta terminología proviene de una versión anterior del DSM, el manual que los profesionales de la salud mental utilizan para realizar los diagnósticos. Los diagnósticos NOS se suspendieron oficialmente con la publicación del DSM-5 (página en inglés) en 2013, pero algunos profesionales pueden seguir utilizándolos. Los diagnósticos NOS funcionan de la misma manera que los diagnósticos “otros trastornos especificados” en la práctica.