Lo lamentamos. Esta página no tiene version en español. Vaya la página de inicio.

¿Qué es el trastorno de ansiedad social?

El trastorno de ansiedad social provoca una preocupación extrema en los niños ante la posibilidad de ser rechazados o juzgados por los demás. Los niños con trastorno de ansiedad social no son simplemente tímidos. Tienen tanto miedo de ser avergonzados que evitan hacer cosas que quieren o necesitan hacer. Por ejemplo, pueden negarse a ir a las fiestas de cumpleaños, a hablar en clase o a comer en un restaurante porque tienen miedo de lo que los demás puedan pensar de ellos.

¿Cuáles son las señales del trastorno de ansiedad social?

Las señales del trastorno de ansiedad social suelen empezar a aparecer entre los ocho y los quince años.

Hay dos tipos principales de ansiedad social.

  • Algunos niños con ansiedad social tienen miedo específicamente a las presentaciones públicas. Evitan las situaciones en las que serán el foco de atención, como por ejemplo hablar en público o hacer una prueba deportiva.
  • A otros niños les dan miedo las situaciones sociales en general. Pueden tener miedo de ir a la escuela, de comer en público, de conocer gente nueva o incluso de simplemente tener que mantener conversaciones.

Los niños suelen tratar de ocultar su ansiedad social. Pero usted puede notar síntomas que incluyen:

  • Síntomas físicos, como escalofríos, transpiración y la falta de aliento
  • Muchas preguntas ansiosas: “¿Y si digo una tontería?” “¿Y si todo el mundo piensa que soy un inútil?”
  • Berrinches y llantos, especialmente por parte de los niños más pequeños
  • Enfadarse mucho antes de tener que estar en la situación que temen

¿Cómo se diagnostica el trastorno de ansiedad social?

Los niños con trastorno de ansiedad social sienten una ansiedad tan intensa que evitan las situaciones sociales o se alteran mucho durante ellas.

Para ser diagnosticado, los síntomas de ansiedad tienen que aparecer cuando el niño está con sus compañeros, no sólo con los adultos. Los síntomas deben durar por lo menos seis meses.

Los profesionales de la salud mental suelen consultar con los padres, los profesores y otros adultos en la vida del niño a la hora de hacer un diagnóstico de trastorno de ansiedad social.

¿Cómo se trata el trastorno de ansiedad social?

El trastorno de ansiedad social es tratable. Los niños que lo tienen reciben tratamiento con terapia conductual únicamente o con una combinación de terapia conductual y medicación.

La terapia cognitivo-conductual o TCC (CBT, por sus siglas en inglés) es la mejor psicoterapia para el trastorno de ansiedad social. Este tipo de terapia ayuda a los niños a aprender a manejar sus emociones y a desarrollar habilidades de afrontamiento.

Los niños que toman medicación para el trastorno de ansiedad social no suelen tomarla durante mucho tiempo. Los medicamentos más comunes son los ISRS y los betabloqueantes.