Lo lamentamos. Esta página no tiene version en español. Vaya la página de inicio.

¿Qué es el trastorno de la comunicación social?

Los niños con trastorno de la comunicación social tienen problemas al utilizar el lenguaje para interactuar con otras personas. Entienden el lenguaje y pueden utilizarlo en algunos contextos, pero tienen problemas para comunicarse en situaciones sociales. Pueden tener dificultades para interpretar las palabras y los gestos de otras personas, utilizar los saludos y participar en conversaciones. A menudo, ellos tienen problemas para seguir las historias o entender los significados implícitos que son claros para otros niños de su edad.

El trastorno de la comunicación social no significa que un niño no sea inteligente. Es un diagnóstico relativamente nuevo. En el pasado, a los niños con trastorno de la comunicación social se les diagnosticaba un tipo de trastorno del espectro autista.

¿Cuáles son las señales del trastorno de la comunicación social?

El trastorno de la comunicación social afecta toda la comunicación social verbal y no verbal del niño. Eso incluye el habla, la escritura, los gestos y el lenguaje de signos. Las señales de que un niño puede tener un trastorno de la comunicación social incluyen:

  • Problemas para utilizar palabras o gestos en algunas situaciones, como:
  • Los saludos
  • Explicar a los demás lo que saben
  • Cambiar su forma de hablar en diferentes situaciones
  • Saber cuándo algo se está insinuando pero no se ha dicho claramente
  • Conversar con los demás
  • Contar una historia
  • Aprender el lenguaje más lentamente que otros niños
  • No tener mucho interés en hablar o jugar con otros niños
  • No responder o responder muy poco cuando alguien intenta interactuar con ellos

Para que el trastorno de la comunicación social sea diagnosticado, el niño debe haber empezado a mostrar síntomas desde muy pequeño. A veces, las señales son mucho más claras a medida que el niño crece y sus habilidades de comunicación se retrasan con respecto a otros niños de su edad.

El trastorno de la comunicación social algunas veces puede lucir como el trastorno del espectro autista. Antes de diagnosticar a un niño con trastorno de la comunicación social, un profesional se asegurará de que el niño no tenga un trastorno del espectro autista.


Todavía no existe un tratamiento específico para el trastorno de la comunicación social. Sin embargo, la terapia del habla y el lenguaje, y el entrenamiento en habilidades sociales pueden ayudar a los niños con trastorno de la comunicación social a aprender a comunicarse más fácilmente.