Lo lamentamos. Esta página no tiene version en español. Vaya la página de inicio.

¿Qué es la enuresis?

La enuresis es un trastorno que es conocido como “orinarse en la cama”. Los niños con enuresis se orinan repetidamente en la ropa o en la cama. Esto puede ocurrir durante el día o la noche. Normalmente, los niños con enuresis se orinan en lugares inapropiados de forma accidental, no a propósito. Para ser diagnosticados enuresis, los niños deben tener cinco años o más. Por lo general, la superan cuando llegan a la adolescencia.

¿Cuáles son los síntomas de la enuresis?

El principal síntoma de que un niño tiene enuresis es que se orina regularmente en la ropa o en la cama a los cinco años o más. Esto puede ocurrir durante el día, por la noche o en ambos casos.

Algunos niños con enuresis no se dan cuenta cuándo necesitan ir al baño. Otros se dan cuenta pero se distraen y se les olvida hasta que es demasiado tarde. Los niños que tienen enuresis durante la noche suelen dormir profundamente y no se dan cuenta de que están mojando la cama.

¿Cómo se diagnostica la enuresis?

Un médico puede diagnosticar enuresis si el niño tiene al menos cinco años. Es habitual que los niños más pequeños tengan a veces un mal control de la vejiga. Otros requisitos para el diagnóstico incluyen:

  • Orinarse en la ropa o en la cama a propósito o por accidente.
  • Síntomas que se producen al menos dos veces por semana durante al menos tres meses, o que causan problemas al niño en la escuela o con sus amigos.

Un médico examinará al niño para descartar problemas médicos como una infección del tracto urinario o diabetes.

¿Cuáles son los factores de riesgo de la enuresis?

Es más probable que un niño tenga enuresis si sus padres la tuvieron, especialmente el padre. Otros factores de riesgo son el estrés y que el niño no haya sido entrenado para ir al baño o haya recibido este entrenamiento muy tarde.

Es más común que los niños tengan enuresis por la noche y que las niñas la tengan durante el día.

¿Cómo se trata la enuresis?

La enuresis suele tratarse con terapia conductual. A veces, se prescriben medicamentos.

Un terapeuta trabajará con la familia para desarrollar un enfoque conductual que ayude al niño a controlar su vejiga. Esto puede incluir:

  • Detectores de humedad que despierten al niño cuando empieza a mojar la cama. Esto funciona muy bien pero puede tardar varias semanas.
  • No permitir que el niño beba demasiados líquidos por la noche.
  • Hacer que el niño vaya al baño más seguido.
  • Premiar al niño cuando no moje la cama por la noche.

Hay dos medicamentos que también pueden ayudar:

  • Desmopresina: Disminuye la cantidad de orina que el cuerpo produce por la noche.
  • Ditropan o Levsinex o Levsin: Aumenta la cantidad de orina que la vejiga puede retener y disminuye las contracciones de la vejiga.

Estos medicamentos funcionan únicamente durante un corto periodo de tiempo. Los síntomas volverán a aparecer si el niño deja de tomar el medicamento.