Ansiedad social: Tratamiento

El trastorno de ansiedad social es tratado con terapia conductual o con una combinación de terapia del comportamiento y medicamentos. Los niños que empiezan un programa de terapia y medicamentos, por lo general no toman medicamentos por mucho tiempo.

Psicoterapéutico: Los niños con trastorno de ansiedad social se beneficiarán de la terapia cognitivo-conductual o TCC (CBT, por sus siglas en inglés), que es un tipo de terapia que enseña a los niños a superar el miedo y a cambiar los patrones de pensamientos ansiosos. También se les enseña cómo enfrentar la situación que les causa ansiedad con habilidades en las que pueden confiar. La práctica de habilidades sociales también puede ser parte del tratamiento.

Farmacológico: Los medicamentos pueden aliviar los síntomas de la ansiedad, lo que puede hacer que la terapia del comportamiento sea más efectiva para algunos niños. Los ISRS, o inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, han demostrado ser eficaces para controlar algunos síntomas del trastorno de ansiedad social. También se pueden recetar medicamentos denominados betabloqueantes para frenar la respuesta al miedo y reducir los síntomas físicos de la ansiedad, como las palpitaciones y la sudoración o perspiración.