Trastorno de la comunicación social (pragmático): Diagnóstico

Para que un niño sea diagnosticado con trastorno de comunicación social (pragmático) o TCS, los síntomas del trastorno deben estar presentes en la primera infancia, aunque es posible que no se manifiesten plenamente hasta que las exigencias del habla, el lenguaje y la comunicación comiencen a sobrepasar sus habilidades pragmáticas. El trastorno del espectro autista debe ser descartado para diagnosticar el TCS.

Debido a que los síntomas descritos en el DSM no se definieron en ediciones anteriores, muchos individuos con dichos síntomas pueden haber sido incluidos en la categoría de trastorno generalizado del desarrollo no especificado o TGD-No especificado (PDD-NOS, por sus siglas en inglés).