Trastorno de la comunicación social (pragmático): ¿Qué es?

El trastorno de la comunicación social (pragmático) o TCS (SCD, por sus siglas en inglés) se caracteriza principalmente por el deterioro de lo que se denomina pragmática, es decir, el área de la lingüística que tiene que ver con la forma en que se crea e interpreta el significado en las interacciones verbales y no verbales. Los niños con este trastorno no tienen problemas para entender la estructura o la gramática de las palabras, o las capacidades cognitivas generales.

Tienen dificultades principalmente para usar el lenguaje en situaciones sociales, como saludos, compartir información, cambiar el habla para adaptarse a diferentes contextos sociales, comprender cosas que están implícitas pero no declaradas explícitamente, y funcionar en la conversación y la narración de cuentos.

El TCS es un trastorno recientemente definido. Los niños que tuvieron estos síntomas en el pasado han sido agrupados en la categoría de lo que se denominó trastorno generalizado del desarrollo no especificado o TGD-No especificado (PDD-NOS, por sus siglas en inglés), un tipo de trastorno del espectro autista, que conduce a un tratamiento y servicios inconsistentes. Los niños con trastorno del espectro autista pueden tener problemas de comunicación pragmáticos, pero también tienen una serie de otros síntomas directamente relacionados con los déficits en las interacciones sociales y el comportamiento.