TND: Diagnóstico

Para que un niño sea diagnosticado con TND debe tener un patrón de comportamiento perturbador que incluya al menos cuatro síntomas de las siguientes categorías:

Estado de ánimo enojado/irritable

  • A menudo pierde la calma
  • A menudo esta conmovido o se molesta con facilidad
  • A menudo está enojado y resentido

Comportamiento Argumentativo/Desafiante

  • A menudo discute con los adultos
  • A menudo desafía activamente o se niega a cumplir con las solicitudes de las figuras de autoridad o con las reglas
  • A menudo molesta deliberadamente a los demás
  • A menudo culpa a otros por sus errores o mal comportamiento

Reivindicación

  • Ha sido rencoroso o vengativo al menos dos veces en los últimos 6 meses

Para ser diagnosticado con TND, un niño debe haber tenido un patrón de problemas de conducta que duren al menos seis meses y que involucren al menos a un individuo que no sea un hermano.

Los especialistas clínicos evaluarán la frecuencia, la intensidad y la duración de los síntomas del niño, así como el deterioro causado por ellos, al hacer el diagnóstico. Esto implicará hacer una historia detallada de los comportamientos del niño en varias situaciones. Dado que los niños con TND pueden mostrar síntomas sólo en un entorno, generalmente en el hogar, y es más probable que sean desafiantes en las interacciones con adultos y compañeros que conocen bien, es posible que los síntomas no se evidencien en el consultorio del profesional clínico.

El TND es típicamente diagnosticado alrededor de la edad de escuela primaria.