Resumen

Por lo general llamamos hipocondríacos a las personas que se preocupan excesivamente de enfermarse. Pero la comunidad psiquiátrica ha dividido esta conducta en dos trastornos: trastorno de síntomas somáticos (aquellos que malinterpretan los síntomas físicos de rutina como dolores de cabeza o fatiga como enfermedad grave) y el trastorno de ansiedad por enfermedad.

Los individuos que sufren del trastorno de ansiedad por enfermedad están preocupados por tener o contagiarse de una enfermedad grave, a pesar de no tener síntomas o que el síntoma sea muy leve. Son sumamente ansiosos sobre la salud y la enfermedad, y sus preocupaciones no se calman por el resultado de exámenes o el reaseguro de médicos de que nada está mal. Algunos se ponen demasiado ansiosos, inclusive para ver a un médico.

Síntomas

  • Convicción de que hay una enfermedad presente aunque los síntomas sean inexistentes o muy leves
  • Consultas frecuentes al médico o miedo de visitar al médico
  • Chequearse el cuerpo constantemente para detectar señales de enfermedad
  • Ansiedad intensa durante las citas con el médico
  • Solicitar ver a varios médicos por el mismo problema menor y tornarse crecientemente frustrado y ansioso ante la falta repetida de diagnóstico
  • Sentir o expresar grave alarma al leer o escuchar sobre enfermedades y problemas de salud
  • Investigación excesiva en el Internet sobre la supuesta enfermedad
  • Evitar actividades que podrían poner en peligro su salud, como visitar a parientes enfermos o hacer ejercicios

Tratamiento

Como su contraparte, el trastorno de síntomas somáticos, el IAD se trata con frecuencia con terapia cognitiva conductual (CBT, por sus siglas en inglés), ayudando a pacientes a identificar de dónde provienen sus miedos y los ayuda a enfrentarlos. Los inhibidores selectivos de recaptación de la serotonina (SSRI, por sus siglas en inglés) también se usan para reducir la ansiedad en individuos que sufren del trastorno de ansiedad por enfermedad.

  • Was this article helpful?
  • Yes   No