Resumen

La tricotilomanía es un trastorno caracterizado por el impulso de arrancarse el cabello del cuero cabelludo u otras partes del cuerpo, incluyendo las pestañas, las cejas, los genitales, la espalda, brazos y piernas. Niños y adolescentes tienen más probabilidad de arrancarse el cabello del cuero cabelludo. Los niños a menudo se lo arrancan en forma involuntaria. Algunos niños con tricotilomanía también comen su cabello compulsivamente después de habérselo arrancado. 

Síntomas

  • Pérdida de cabello asimétrica
  • Cabello en el piso, almohadas
  • Manos constantemente cerca de la cabeza
  • El niño usa sombreros u otras formas de cobertura
  • Mirarse constantemente en el espejo
  • Autoestima dañada
  • Angustia significativa

Tratamiento

La tricotilomanía se trata principalmente mediante la terapia cognitiva conductual (CBT, por sus siglas en inglés), lo que hace que los niños estén más conscientes de arrancarse los cabellos. A través de la CBT los niños pueden lograr reconocer las emociones y disparadores involucrados con el hábito. A veces algo tan simple como usar pulseras que hacen ruido y cuelgan pueden hacer más conscientes a los niños. Después pueden aprender a sustituir una acción diferente que involucra a las manos. Algunos médicos recomiendan trucos que hacen que arrancarse el cabello sea más difícil, como llevar vendas en los dedos y las uñas.

Los medicamentos no son usualmente la primera elección para tratar la tricotilomanía, aunque a los niños se les puede recetar antidepresivos como los SSRI (inhibidores selectivos de recaptación de la serotonina) mientras participan en una terapia conductual.