Lo lamentamos. Esta página no tiene version en español. Vaya la página de inicio.

Mi hijo está teniendo problemas emocionales y de comportamiento después de que volví al trabajo y nuestra mascota murió. ¿Qué nos sugiere?

Respuesta de Janine Domingues, PhD

Q Mi hijo mayor ha estado teniendo problemas emocionales y de comportamiento en la casa y en la escuela. Se reúne con el terapeuta escolar una vez a la semana, pero no creo que lo esté ayudando mucho. Hoy, cuando lo fui a dejar a la escuela, no quería entrar y se negaba a salir del auto. Logré que entrara hasta la mitad del camino hacia su salón de clases, pero luego se detuvo en el pasillo, se paró detrás de una columna y no se movió. Recientemente, yo pasé de ser una madre de familia de tiempo completo a trabajar fuera de casa todo el día y su papá ha asumido el rol de padre de familia desde marzo, cuando lo despidieron de su trabajo. Varios meses antes, una de las mascotas de la familia, Dahli, fue trágicamente atropellada por un auto y murió. De repente, mi hijo empezó a llorar en cualquier momento del día y cuando le preguntamos por qué, dice que extraña a Dahli. Sin embargo, últimamente también ha estado muy desafiante, pelea y discute con sus hermanos más de lo habitual. Su papá está a punto de empezar un nuevo trabajo y nos gustaría contar con algo de ayuda para lidiar con nuestro hijo. Hemos hablado con él sobre esto y se pone muy emocional. Hemos hecho todo lo posible para hacerle saber que nada cambiará, y que papá y mamá siempre dispondrán de tiempo para él. ¿Qué sugiere?

En un corto período de tiempo su familia ha experimentado varios cambios estresantes. Lamento la pérdida de su mascota Dahli. Las mascotas son miembros muy queridos de la familia y cuando mueren, tanto los niños como los adultos pueden experimentar una gran pérdida, especialmente cuando ocurre de manera repentina. Sentirse triste, asustado, enfadado e irritable son reacciones comunes asociadas con el proceso de duelo. Además, el cambio de que usted y su marido vuelvan a trabajar fuera de casa también puede desencadenar otra sensación de pérdida para su hijo. Múltiples eventos estresantes pueden a veces agravar las reacciones comunes que experimentan los niños cuando se enfrentan a cambios.

Es maravilloso que le brinde espacio a su hijo para hablar de esto con usted. El hecho de que dedique ese tiempo para darle la seguridad de que sus padres siempre estarán ahí para él lo ayudará a sentirse seguro. Usted también puede ayudar a su hijo a comprender que las emociones que está experimentando son normales, y que cuando las cosas cambian, puede ser algo realmente aterrador. Cuando él se ponga emocional durante sus conversaciones, usted puede servir de modelo al mostrarle cómo mantener la calma y asegurarle que usted tiene un plan para ayudarlo en este período de transición. Evitar las conversaciones y los pensamientos sobre un acontecimiento estresante, solo sirve para mantener la sensación de estar estancado, así que la animo a seguir dedicando ese tiempo a su hijo para ayudarlo a procesar el cambio.

Tener una rutina y seguirla son cosas muy útiles cuando los niños se sienten inquietos. Como su familia está en transición hacia un nuevo horario, ya que ambos padres están regresando a trabajar, será muy importante tener un plan específico para la rutina. Proporcione a su hijo una sensación de previsibilidad al hacerle saber cuál será el plan y qué se espera de él. Y continúe brindándole tranquilidad acerca del plan, especialmente a medida que se acerca el momento en que su esposo regrese al trabajo. Incorpore a su rutina un tiempo especial con su hijo para ayudarlo a reforzar la sensación de seguridad.

Creo que es fantástico que él reciba apoyo de un terapeuta en la escuela. El terapeuta también puede ayudar a su maestro a comprender que la rutina y la previsibilidad en la escuela son importantes para el niño mientras lidia con los cambios. Además del apoyo en la escuela, parece que su hijo se beneficiaría de tener habilidades adicionales que lo ayuden a manejar sus emociones y sus comportamientos. Un terapeuta cognitivo-conductual puede ayudar a su hijo a entender la conexión entre sus pensamientos, sentimientos y comportamientos. Las habilidades en cada uno de estos ámbitos le permitirán comprender qué puede esperar y qué hacer en el momento para sentirse más en control.

También es posible que usted quiera participar en un curso de capacitación para padres con un terapeuta. Además de proporcionarle habilidades para manejar los problemas de conducta en el hogar, la capacitación para padres le enseñará a estar más consciente de sus propias reacciones. Los niños reciben indicaciones de sus padres respecto a cómo responder a las cosas, de modo que si usted está en calma y en control durante las transiciones que su familia está experimentando, podrá ayudar a suavizar posibles obstáculos en el camino.

[cjtoolbox Name=”signup-inline-es”]