Lo lamentamos. Esta página no tiene version en español. Vaya la página de inicio.

¿Por qué algunos niños no responden, o responden de forma imprevisible, a los medicamentos psicotrópicos?

Respuesta de Roy Boorady, MD

Q ¿Por qué algunos niños no responden, o responden de forma imprevisible, a los medicamentos psicotrópicos?

En mi práctica, encuentro que entre el 70% y el 75% de los niños responden a la medicación tal y como uno piensa que lo harán. Otros no reaccionan tan adecuadamente, o su respuesta a la medicación es un poco peculiar. Y creo que ahí es donde estamos esperando que la ciencia se ponga al día con el tratamiento, en términos de comprensión del metabolismo de los medicamentos.

Hay muchas cosas que suceden después de ingerir un medicamento determinado, tanto en la forma en que se metaboliza, como en la manera en que pasa por el intestino y cómo se adhiere a los receptores en el sistema nervioso. Así que, aunque el medicamento sea el adecuado para un niño, si hay algo en sus receptores que se interpone en su funcionamiento, puede ser ineficaz. A medida que aprendamos más sobre la neuroquímica de estos trastornos, y tengamos más escáneres cerebrales para comparar, podremos entender mejor la razón por la que un niño en particular no reacciona de la manera como se espera que reaccione.

Otro factor relevante para los niños es el desarrollo: Es posible que tenga el medicamento adecuado para un niño determinado, pero si su sistema nervioso no ha madurado lo suficiente, es posible que tarde uno o dos años más en hacerle efecto. De nuevo, esto tiene que ver con la neurobiología del cerebro, ya que el sistema nervioso siempre está cambiando.

Una tercera razón por la cual los medicamentos pueden no funcionar es que al niño no se le haya dado el diagnóstico correcto. Así que, si hay un problema, siempre vuelvo al tablero de diseño y vuelvo a examinar la pregunta: ¿Estamos trabajando con un diagnóstico preciso para ese niño?

Por supuesto, siempre tengo que descartar condiciones médicas y otros medicamentos que el niño esté tomando y que puedan interferir con lo que yo estoy prescribiendo. Incluso es posible que quiera mirar la marca de la medicación. He tenido algunos lotes malos, y he tenido algunas situaciones extrañas cuando un paciente ha cambiado de los medicamentos de marca (originales) a los genéricos.

Por último, si estoy medicando a un joven, pero lo envío a casa a un entorno muy estresante, donde ocurren muchas cosas que podrían agravar su condición, va a ser complicado que tenga una reacción apropiada.

[cjtoolbox Name=”signup-inline-es”]