Lo sentimos, la página que busca no tiene versión en español. Puede hacer una nueva búsqueda o visitar la página de Temas populares.

¿Qué impacto tienen los videojuegos como Friday Night Funkin' en el TDAH?

P ¿Qué efecto tienen los videojuegos como Friday Night Funkin' en los preadolescentes/adolescentes con TDAH y problemas con las funciones ejecutivas?

Muchos niños con TDAH se sienten muy atraídos por los videojuegos. Tienen un aspecto visual atractivo y un ritmo rápido, con recompensas y consecuencias instantáneas. Eso es muy estimulante para cualquier niño, pero quizá más para alguien con TDAH que tiene dificultades para ocuparse de cosas que no son muy emocionantes. 

Aunque no estoy muy familiarizado con Friday Night Funkin’, parece que se trata de un juego repetitivo que pone a prueba los reflejos y el sentido del ritmo de los jugadores y ofrece una respuesta instantánea. Se puede ver cómo un niño con TDAH podría encontrar ese juego especialmente absorbente.

Los videojuegos no son necesariamente algo malo para los niños con TDAH. De hecho, en 2020 la FDA aprobó un juego digital destinado a mejorar la función de atención en niños con TDAH. Otros juegos pueden incluso ayudar a fomentar las habilidades del funcionamiento ejecutivo, como organizarse, resolver problemas con flexibilidad o controlar los impulsos. Por ejemplo, con Minecraft hay que planificar y formular estrategias con frecuencia y eso podría dar a los niños una práctica adicional con algunas de esas habilidades. 

Con cualquier juego nuevo, le recomiendo que usted lo juegue o que observe un poco a su hijo para ver en qué consiste el juego. ¿Se requiere alguna habilidad de la función ejecutiva? ¿Requiere demasiada madurez o es demasiado desafiante que puede conducir a la frustración?

Incluso si el juego parece bueno, establecer límites en cuanto al acceso que tiene su hijo es importante porque ayuda a asegurarse de que está teniendo suficientes oportunidades para hacer las otras cosas que debería hacer, como socializar con los amigos y la familia, terminar las tareas o simplemente jugar al aire libre. Estas otras actividades son esenciales y dan a los niños y adolescentes la oportunidad de desarrollar habilidades importantes.

Por último, dado que puede ser difícil para los niños con TDAH dejar los videojuegos para pasar a otra cosa, es una buena idea establecer expectativas de antemano. Utilizar un cronómetro visual es muy útil. Su hijo también podría beneficiarse de recibir avisos cuando queden 10 o 5 minutos de juego. Luego, si no se retira del juego cuando suena el temporizador, se puede establecer la regla de que ha perdido una parte de su tiempo de juego al día siguiente. Compartir estas reglas claras con antelación permite que todos sepan qué esperar, lo que ayuda a evitar conflictos. Involucrar a su hijo en la discusión con antelación y ofrecerle opciones (¿quiere un recordatorio a los 5 minutos, a los 10 minutos o a ambos?) también puede ayudar. Además de límites claros y de seguimiento, su hijo también puede beneficiarse de una pequeña recompensa o incentivo, como unos minutos adicionales de juego los fines de semana, si se abstiene de argumentar acerca del tiempo de juego durante la semana.