Lo lamentamos. Esta página no tiene version en español. Vaya la página de inicio.

Blog

Cómo ayudar a los niños a entender los disturbios en el Capitolio

January 7, 2021

Todos estamos consternados por los acontecimientos de esta semana en Washington, DC. Debido a que los niños de todas las edades nos piden orientación, aquí hay algunas maneras de ayudarlos a manejar cualquier tipo de ansiedad que podrían estar sintiendo.

Usted podría sentir la necesidad de intervenir y abordar las cosas de inmediato, pero hacer una pausa para trabajar en sus propios sentimientos antes de hablar con sus hijos es un paso importante. “Tómese tiempo para para procesar lo que ha sucedido, lo que está sintiendo y pensando, todo esto es agotador y abrumador para los padres y lo mejor que podemos hacer es modelar cómo nos cuidamos a nosotros mismos primero”, dice Janine Domingues, PhD, psicóloga clínica del Child Mind Institute.

Cuando se sienta listo para hablar, los niños se beneficiarán de una conversación abierta y tranquila. “Conéctese con sus hijos y sea su refugio seguro, –dice la Dra. Domingues. –Hábleles con calma y seguridad, incluso cuando no se sienta necesariamente así por dentro”. Los niños observan a los padres para ver cómo deben reaccionar. Modelar una respuesta calmada y racional, y hacer espacio para preguntas ayudará a los niños a sentirse menos ansiosos y ayudará a su familia a procesar la noticia de una manera saludable.

Hablar con niños pequeños

Es probable que los niños pequeños no entiendan lo que está pasando en la televisión, pero sí percibir que algo está pasando.

  • Chequee con los niños pequeños. “Ver imágenes en las noticias o escuchar palabras como ‘tomar el Capitolio’ sin contexto puede ser muy aterrador para los niños pequeños”, dice la Dr. Domingues. Y aunque pueda parecer algo bueno que los niños más pequeños probablemente no entiendan mucho de lo que está sucediendo, en realidad puede hacer que se sientan más asustados. “Los niños pueden llenar los vacíos de conocimiento por su cuenta con información equivocada que es potencialmente más aterradora. Así que es importante que los padres aprovechen la oportunidad de hablar de lo que está pasando y no se alejen del tema”.
  • Recuerde, los niños están escuchando incluso cuando no les habla directamente. Si necesita desahogar sus frustraciones u otros sentimientos, hágalo cuando los niños estén en la cama.
  • Utilice un vocabulario apropiado para responder a las preguntas de los niños pequeños: “A veces los adultos, como los niños, se ponen muy emotivos y hacen cosas que no deberían. Mucha gente se enojó mucho por los resultados de las elecciones. Querían demostrar que estaban enojados, lo cual está bien, pero las cosas que hicieron no estaban bien”.
  • Tranquilice a los niños que hayan visto imágenes perturbadoras de violencia en la televisión, asegurándoles que ellos están seguros.
  • También enfatice lo positivo: “Nuestros representantes sabían que era muy importante seguir haciendo su trabajo, así que volvieron a entrar en el edificio para terminar, ¡aunque les llevara toda la noche! Esto muestra lo importante que son nuestras elecciones”.

Hablar con los niños en edad escolar

Los niños más grandes pueden tener alguna comprensión de lo que está pasando y sentirse ansiosos o asustados. Podría ser de ayuda modelar una respuesta calmada y racional, y permitirles que hablen sobre cualquier miedo o preocupación que tengan.

  • Dé a los niños la oportunidad de contarle lo que vieron y de hacerle preguntas. Es importante que usted tenga una idea de lo que ellos estén pensando y de lo que ya saben de lo que está pasando. Esto también le da la oportunidad de corregir cualquier información errónea que hayan escuchado.
  • Valide sus sentimientos: “Entiendo totalmente por qué te da miedo. Hablemos de ello”.
  • Enfatice que lo que hicieron los agitadores no fue eficiente, y que existen leyes para asegurar que habrá consecuencias por lo que hicieron. “Está bien decir, ‘No estoy seguro qué pasará y, conforme lo vamos averiguando, lo podemos ir discutiendo juntos’”, dice la Dra. Domingues.
  • Ayude a los niños a evitar el pensamiento en blanco y negro.“Al hablar del evento, manténgalo sobre las acciones, en lugar de darle una etiqueta a la gente, –dice la Dra. Domingues. –No es malo ser republicano o tener una diferencia de opinión, pero lo que fue inaceptable fue la forma en que lo hicieron”.
  • Limite la exposición a las noticias. En su lugar, mantengan las rutinas y traten de hacer algo en familia como dar un paseo, hacer un pastel o crear arte. Cualquier cosa que ayude a mantener a todos calmados y distraídos.

Hablar con los adolescentes

Para los adolescentes y adultos jóvenes, puede ser útil aprovechar esta oportunidad para hablar acerca de sus propios derechos y responsabilidades.

  • Háganles saber que es normal estar enojados, tristes o asustados cuando presencian una injusticia. Especialmente para los adolescentes que participaron en las protestas de Black Lives Matter, presenciar esta situación puede ser muy perturbador.
  • Discuta las formas apropiadas en las que los adolescentes pueden canalizar sus emociones y luchar por lo que creen, sin importar su política. ¿Pueden involucrarse en organizaciones comunitarias? ¿Recaudar dinero u ofrecerse como voluntario para una causa que les interese?
  • Aproveche esta oportunidad para discutir cómo obtienen y examinan la información que ven en Internet y en la televisión. ¿De dónde sacan las noticias? ¿Cómo saben en qué información confiar? ¿Cuándo se dan un descanso de las noticias?
  • Abra una conversación sobre lo que pueden aprender de estos eventos y de las acciones del presidente. “Los padres pueden animarlos a hablar sobre lo que hace a un buen líder, cuáles son las cualidades y los valores que desearíamos en un líder y qué haría un buen líder en esta situación”, sugiere la Dra. Domingues.

Sin importar su edad, es importante hablar con sus hijos acerca de cómo estos eventos encajan en temas más grandes de justicia, democracia, racismo y supremacía blanca. “Esta es una oportunidad para tener una conversación honesta sobre el racismo, que estos dos grupos no fueron tratados de manera igualitaria, y para saber que esta es una discusión continua, –dice la Dra. Domingues. –”Esto ha estado sucediendo desde hace mucho tiempo, no solo ayer o en los últimos cuatro años, hay una historia y podemos hablar de eso”.

La Dra. Domingues enfatiza que esta es una oportunidad para enseñar lecciones positivas sobre la historia también. “Podemos hablar de momentos en los que la gente ha comunicado eficazmente sus diferencias y se han unido cuando han tenido que trabajar juntos. Podemos usar películas, historias y ejemplos cotidianos para mostrar que es posible expresar efectivamente la ira y la frustración, y hacerlo de manera respetuosa y pacífica”.

Etiquetado con: In The News, Spanish Language