Lo lamentamos. Esta página no tiene version en español. Vaya la página de inicio.

¿Qué es el insomnio?

El insomnio es un trastorno común del sueño y la vigilia que puede afectar a los niños. Todos los niños tienen problemas para dormir en algún momento, pero para algunos esto es un problema grave. Las personas con insomnio tienen dificultades persistentes para conciliar o mantener el sueño. En el caso de los niños y adolescentes con insomnio, los problemas causados por la falta de sueño se extienden a otras áreas de la vida, provocando problemas de comportamiento, afectando su vida social y escolar, y dificultando su funcionamiento normal.

¿Cuáles son los síntomas del insomnio?

El principal síntoma del insomnio es la dificultad para dormir. Un niño con insomnio puede tener problemas para conciliar el sueño por la noche. O puede despertarse repetidamente durante la noche o muy temprano por la mañana y tener problemas para volver a dormirse.

El insomnio puede causar muchos problemas en la vida diaria de los niños, como por ejemplo:

¿Cómo se trata el insomnio?

Si cree que su hijo puede tener insomnio, hay medidas útiles que puede probar en casa:

  • Establezca un horario regular para ir a dormir
  • Limite los alimentos y bebidas con cafeína
  • Asegúrese de que los relojes y las pantallas estén fuera de la vista a la hora de acostarse
  • Haga todo lo posible para que la habitación donde duerme su hijo sea oscura, silenciosa y tenga una temperatura agradable
  • Ayude a su hijo a aprender técnicas de relajación

Si estos pasos no ayudan, un terapeuta cognitivo-conductual puede trabajar con usted y su hijo para ayudarles a aprender a manejar el estrés y a formar nuevos hábitos de sueño.

Los niños y adolescentes con insomnio no suelen tomar medicamentos para ello.