Trastornos de tics: Diagnóstico

Para ser diagnosticado con trastorno de tics motores o vocales persistente, un niño debe tener tics motores o vocales únicos o múltiples, pero no ambos. Aunque los tics pueden aumentar y disminuir en frecuencia, deben persistir, de una forma u otra, durante más de un año y aparecer antes de los 18 años.