Hacer dieta puede ser un precursor de un trastorno alimentario

La National Eating Disorders Association informa que el 35 por ciento de las personas que hacen una dieta “normal” evolucionan hacia una dieta poco saludable, que puede incluir dietas de moda, restricción de grasas, lácteos o gluten, y manifestaciones más graves como hacer ejercicio en exceso, abusar de laxantes, atracones o purgas. De entre estas personas, el 20 a 25 por ciento desarrollan trastornos alimentarios.