El trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo (DMDD, por sus siglas en inglés) es una afección en la que un niño es crónicamente irritable y experimenta estallidos frecuentes y graves de humor que parecen estar sumamente fuera de proporción con la situación en cuestión. El DDMD es un nuevo trastorno creado para categorizar con más precisión a algunos niños a los que anteriormente se les había diagnosticado el trastorno bipolar pediátrico, pero que no habían experimentado períodos de estados de ánimo elevados, o manía.

Síntomas

  • Estallidos graves de humor que se producen, en promedio, tres o más veces por semana
  • El estado de ánimo del niño entre estallidos es de furia o irritación en forma consistente.
  • Este patrón de estallidos frecuentes, además de la ira o irritabilidad consistentes entre los estallidos, continúa durante 12 o más meses, sin una interrupción en los síntomas de 3 o más meses.
  • El comienzo en general comienza antes de los 10 años

Tratamiento

Se usa medicación, psicoterapia y una combinación de ambas como tratamiento para el trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo (DMDD). Debido a que el diagnóstico es nuevo, los médicos clínicos aún están investigando los tratamientos que funcionan mejor. Se han usado medicamentos estimulantes, medicamentos antidepresivos como los inhibidores selectivos de recaptación de la serotonina y un tipo de terapia conocida como análisis conductual aplicado. Los padres deben trabajar en estrecha colaboración con el médico para aprender lo que funciona mejor para su hijo. Los padres y otros cuidadores también deben aprender estrategias específicas que se pueden usar para responder a la conducta perturbadora del niño.